miércoles, 13 - Dic - 2017
Inicio / Competición Crucero / El TP52 Freccia Rossa se impone en la Giraglia Rolex Cup

El TP52 Freccia Rossa se impone en la Giraglia Rolex Cup

Cerca de 250 barcos participaron en la Giraglia Rolex Cup y 209 navegaron la regata de 241 millas entre Saint-Tropez y Génova rodeando la roca Giraglia, con victoria del TP52 Freccia Rossa.

Paciencia, fortaleza mental y un irrefrenable deseo de superar los desafíos ofrecidos por una meteorología caprichosa han marcado la Giraglia Rolex Cup 2017. Una prueba diseñada como toda una fiesta de la navegación a vela, y que a lo largo de una semana (9 a 17 de junio) combinó una prólogo desde Sanremo y Marsella hasta Saint-Tropez, una serie de pruebas costeras en la bahía del puerto francés, y una regata de larga distancia entre Saint-Tropez, la roca Giraglia y la localidad italiana de Génova.

Los Maxi 72 reinaron en tiempo real

En ausencia de maxis de 100 pies en la línea de salida en Saint-Tropez, la lucha por la victoria en tiempo real se centró en los tres Maxi 72 participantes. Cada uno de ellos partía con sus propios argumentos para aspirar al triunfo: el Caol Ila R de Alex Schärer, como el más rápido de la serie de tres jornadas de pruebas barlovento-sotavento celebrada en la bahía de Saint-Tropez; el Jethou de Sir Peter Ogden, como el más experimentado en este recorrido; el Momode Dieter Schön, por haber centrado todos sus esfuerzos en la preparación para esta prueba de altura.

Aunque se trata de un recorrido relativamente corto, los constantes cambios en condiciones meteorológicas hacen de la Giraglia Rolex Cup una regata impredecible. Lograr ventaja en las brisas ligeras y evitar las encalmadas se convirtió en la prioridad para la flota.

Precisamente el no saber gestionar esos campos de minas fue lo que llevó al Jethou a retirarse en la aproximación a la roca Giraglia. Esto dejaba la batalla por la victoria en tiempo real como un emocionante duelo entre los otros dos Maxi 72, especialmente en el tramo entre la roca y Génova, alternándose en cabeza hasta que el Momo asumía el control a 30 millas de la llegada. El barco alemán cruzaba la llegada el jueves a las 21:39h, parando el crono en 32 horas, 52 minutos y 4 segundos, apenas ocho minutos por delante del Caol Ila R.

A bordo del Momo compitió como trimmer el vigués Víctor Mariño, quien destacó que la clave de la victoria estuvo en cómo el equipo gestionó el primer tramo del recorrido y las diferentes transiciones de viento que se encontraron en su avance a Génova.

El viento sonrió al Freccia Rossa

El Freccia Rossa es el segundo TP52 en el último lustroque gana el Rolex Challenge Trophy y un Rolex Submariner como vencedor absoluto; el Near Miss de Franck Nöel lo hizo en 2012. Para conseguirlo le bastó llegar a Génova el viernes por la mañana en quinta posición en tiempo real. El viento jugaría a su favor al mostrarse esquivo para los barcos que todavía gestionaban el tramo final entre Giraglia y Génova.

Las condiciones de brisas ligeras y modelos meteorológicos cambiantes supusieron todo un test de recursos. Para el grueso de la flota, la regata fue lenta, un constante “stop & go” que provocó un esfuerzo considerable: más horas en el mar, constantes cambios de velas y la incesante búsqueda de una mínima brisa que propulsara el barco en la dirección correcta. El mero hecho de completar el recorrido se convirtió en un desafío en sí mismo, una lección de persistencia y dedicación. Muchas tripulaciones llegarían justo a tiempo para la entrega de premios, tras más de 60 horas en regata.

Escribe tus Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.