viernes, 07 - Ago - 2020
Inicio / Vela Ligera / Regata Magdalena: una edición difícil

Regata Magdalena: una edición difícil

Regata Magdalena 160214

La 69 Regata Magdalena de Castellón podrá pasar a la historia como uno de los desafíos más complicados de la prueba de vela ligera más antigua de España. La meteorología plantó cara, pero tanto el Comité como los pequeños regatistas supieron hacer frente a este reto, que finalizó con dos pruebas para los Óptimist y 3 para los 420.

Inés y Rocío Montoto, en 420; Marta Fructuoso, en Óptimist B; y Ana Clavero, en Óptimist A, se han hecho con el oro de la 69ª Regata Magdalena de Vela Ligera. Esta edición podrá guardarse como una  de las más duras de esta competición, con temporal, marejada, calor, frío, y pese a todo, un esfuerzo compartido entre Comité y Regatistas para sacar adelante la competición.

Durante la jornada del sábado el viento sopló con fuerza, con rachas de 25 a 30 nudos, del Suroeste racheado hasta alcanzar momentos de fuerza 7 y marejada fuera de la protección del Puerto.

El Comité optó finalmente por trasladar el campo de regatas a la dársena interior donde consiguió completar una prueba para los Óptimist y dos para los 420.

Las condiciones para la segunda jornada, celebrada hoy domingo,  tampoco eran halagüeñas. El Comité determinó adelantar la hora de inicio del procedimiento a las 10 de la mañana, para evitar la entrada del temporal de frío y viento anunciado ya para por la tarde.

A primera hora de la mañana, la flota se hacía a la mar. Las condiciones volvían a ser muy adversas. El Comité acordaba aplazamiento y los navegantes volvieron a tierra. Los pequeños llegaban con mucho frío, y algunos, con palmos de agua dentro del barco.

De esta forma discurrieron las horas, hasta el punto de que muchos equipos comenzaron a desmontar aparejos y montar las embarcaciones en los remolques. Pero el Comité siguió en el agua, haciendo lecturas de viento y resistiéndose a anular las pruebas del día.

En torno a las 13:00 horas se bajaba el aplazamiento y el Comité volvió a llamar a la flota al mar, esta vez fuera de la protección del Puerto. Aun así, solo se pudo disputar una prueba para los Óptimist y los 420.

El día se hizo largo, sobre todo para los equipos que tenían que iniciar su largo recorrido de vuelta a casa, con la amenaza de mal tiempo por el camino.

Déjanos tus Comentarios