domingo, 25 - Feb - 2018
Inicio / Competición Crucero / 6 vencedores para la Maxi Yacht Rolex Cup

6 vencedores para la Maxi Yacht Rolex Cup

Photo By: Rolex / Carlo Borlenghi

Photo By: Rolex / Carlo Borlenghi

La 25ª edición de la Maxi Yacht Rolex Cup coronó a sus campeones después de cinco intensas jornadas de competición en aguas de Porto Cervo. Los nombres de los ganadores se desvelaron en una jornada final que brindó las mejores condiciones de navegación de toda la semana.

Nacido en 1980, el evento está organizado por el Yacht Club Costa Smeralda (YCCS) y la International Maxi Association (IMA). Rolex es patrocinador principal desde 1985.

El Alegre (Mills 72) de Andrés Soriano se proclamó campeón del mundo en el Mini Maxi Rolex World Championship, título que formó parte de un intenso programa de competición para otras cinco clases: Lionheart ganó en categoría J-Class, Magic Carpet 3 (Wally Cento) en Wally, Firefly (Hoek 115) en Supermaxi, Lupa of London (Baltic 78) en Maxi Racing/Cruising y Highland Fling (Wally 82) en Maxi Racing.

Alegre, campeón del mundo

La tensión fue máxima en la última jornada de la Maxi Yacht Rolex Cup. El Comité de Regatas había programado sendas pruebas barlovento/sotavento para todas las clases y las condiciones parecían favorables para un dramático final.

En la lucha por el Mini Maxi Rolex World Championship, el Alegre (Mills 72) de Andrés Soriano llegaba al último día dependiendo de sí mismo para aspirar a la corona mundial, algo que ya le había ocurrido en 2010 y 2013. En ambas ocasiones cedió ante la presión del Rán 2 de Nikas Zennström. Este año, Zennströmy su nuevo Rán 5 (JV 72) afrontaban la jornada final con pocas opciones. En esta ocasión, la amenaza llegaba de manos del potente Robertissima III (JV 72) de Roberto Tomasini (ex Rán 2), que afrontaba los dos últimos asaltos con sólo tres puntos de desventaja respecto al líder.

En una jornada con más viento del previsto (18-20 nudos de intensidad), el que mejor supo sacar partido a su Mini Maxi de 72 pies fue Zennström, anotando sus dos primeras (y únicas) victorias parciales de la semana. Soriano se conformaba con un tercero y un cuarto, suficiente para mitigar la amenaza del Robertissima III (5-3) y confirmar su primer título mundial.

La victoria ha sido gracias al esfuerzo de todo el equipo”, reconocía Soriano al llegar a tierra. “Personalmente me siento aliviado. Es algo que nos ha costado mucho esfuerzo, y ya nos habíamos quedado a las puertas en dos ocasiones. Por fin lo hemos conseguido. Este año la competición ha alcanzado un nivel que nunca hubiéramos imaginado”. Las felicitaciones de todos sus rivales en el pantalán demostró la camaradería entre los miembros de la clase.

Los cántabros Carlos Ruigómez y Antonio Piris formaron parte de la tripulación del Alegre.

Magic Carpet vuela

31641_0_2_photo_MAXI14cb_49535En clase Wally, la partida se presentaba abierta de cara a la última jornada, con tres equipos en un solo punto. El defensor del título, el J One (Wally 80) del francés Jean-Charles Decaux, abandonaba los pantalanes empatado con el triple campeón Y3K del alemán Claus-Peter Offen y un punto por delante del nuevo Magic Carpet Cubed del británico Sir Lindsay Owen-Jones, cinco veces ganador en aguas de Cerdeña.

El Wally Cento británico se anotaba la primera prueba aprovechando su potencia en unas condiciones que le favorecían, el Y3K (Wally Cento) sufría las consecuencias de una mala salida y el J One finalizaba tercero. Todo se decidiría en la última manga del campeonato, que veía cómo el J One se retiraba y el Y3K tampoco conseguía finalizar. Un tercero era suficiente para que el Magic Carpet Cubed (Wally Cento) se alzara con el título.

Ha sido una semana muy igualada”, reflexionaría Owen-Jones ya en tierra. “Llevamos años viniendo aquí. Es ‘la regata’ que todos queremos ganar”.

Valiente Lionheart

31634_0_2_photo_MAXI14cb_49464Líneas estilizadas, altos mástiles y una exquisita combinación de madera y cromados en cubierta caracterizan a los J-Class, diseños de la década de 1930 que recuperan la vitalidad de una juventud en la que fueron protagonistas indiscutibles de la America’s Cup. Los cuatro barcos en liza se alternaron posiciones durante toda la semana, y la última jornada no sería una excepción. Con el Velsheda fuera de la lucha por el título que ganó en 2013, el duelo estaba servido entre Lionheart, Rainbow y Ranger.

Lionheart no comenzó bien. Problemas con su vela de proa se traducían en un doloroso cuatro en la manga inicial. Al Rainbow tampoco le iría mucho mejor, con una penalización por fuera de línea y un tres en su casillero. La manga sería para el Velsheda, seguido por el Ranger.

Lionheart, Rainbow y Ranger cruzaban la línea de salida de la prueba final empatados a puntos. El ganador se llevaría el título. “Hoy ha sido bastante duro”, reconocería Bouwe Bekking, táctico del Lionheart. “En la última prueba no tuvimos una salida brillante, pero un buen tramo de popa consiguió devolvernos a la pelea, el Rainbow perdió su spinnaker y tuvimos que maniobrar para evitar pasarle por encima. Luego tuvieron un forcejeo con el Velsheda”. Situación que se tradujo en visita a la sala de protestas y descalificación para el Rainbow. “A veces las regatas son así”, explicaría Bekking. “Ha estado realmente igualado, la mejor competición posible. La tripulación fue la que nos permitió ganar la regata”.

 

Escribe tus Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.