jueves, 09 - Jul - 2020
Inicio / Competición Crucero / Apretada salida de la Huelva-La Gomera

Apretada salida de la Huelva-La Gomera

Con poco viento pero con puntualidad arrancaba esta mañana la Regata Oceánica Huelva-La Gomera, estrenándose con una apretada salida en la que los favoritos eran los protagonistas: Pillaban, Sirius, Adrian Hoteles y Veracruz 500.

Viento de apenas 8 nudos para despedir a la flota en Mazagón, con 750 millas hasta San Sebastián de La Gomera, y las espadas en alto desde los primeros compases. El A35 Pillaban de Sergio Llorca tomaba la delantera cruzando en cabeza y limpiamente la línea de salida, mientras que el Sydney 43 GTS Adrian Hoteles de Daniel Adrian, el TP52 Sirius de Jorge Flethes y el Veracruz 500 Pantalán Zero de Jorge Domenech se taponaban en la baliza del visor.

El rifirrafe se saldaba con una leve colisión entre Adrian Hoteles y Sirius y se reparaba con la autopenalización del barco de la Armada una vez superada la línea.

La flota, compuesta por 10 veleros, se fue estirando en el recorrido de desmarque establecido frente a las costas de Punta Umbría y Mazagón, para comenzar a desvelar sus distintas opciones tácticas frente a las previsiones meteorológicas, con un modelo de vientos flojos para la primera noche a bordo y numerosas zonas de calma. Veracruz 500 tomaba la iniciativa con rumbo sureste, mientras el resto parecía preferir ganar oeste. Finalmente la mayoría decidió rectificar su rumbo a la estela del barco gaditano, aunque Sergio Llorca ha mantenido al Pillaban como el barco más al oeste de la flota, con una distancia lateral de casi 25 millas con su más directo rival, el Veracruz 500 de Jorge Domenech, que sigue siendo la embarcación situada más al este pero con más de 10 millas de ventaja sur sobre el barco de Llorca. Adrian Hoteles y Sirius, los barcos más grandes de la flota, ya están haciendo valer su eslora y se van despegando al entrar en la zona de viento, marcando el Sirius una velocidad de 15 nudos, en contraste con el escaso nudo al que avanza el Veracruz 500 o los 2 nudos del Pillaban.

Todo apunta a que la primera noche de regata será crucial para establecer posiciones, noche en vela para salvar los pozos de viento y aprovechar al máximo cualquier atisbo de presión.

Déjanos tus Comentarios