domingo, 24 - Feb - 2019
Inicio / Competición Crucero / Barcelona World Race: parada técnica del Neutrogena

Barcelona World Race: parada técnica del Neutrogena

Barcelona World Race_Neutrogena

Guillermo Altadill y José Muñoz, patrones del  Neutrogena en la Barcelona World Race y que en estos momentos marcha clasificado en segunda plaza -unas 200 millas por detrás del Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm y Jean Le Cam-, se dirigen a la isla Sur de Nueva Zelanda para reparar una avería del motor que les impide cargar las baterías del barco.

El navegante español y su compañero chileno se han puesto en contacto vía correo electrónico con Dirección de Regata esta madrugada a las 2:20 horas UTC (las 3:20 en Barcelona) para reportar este problema y comunicar que se dirigen a Nueva Zelanda con el fin de “conseguir las piezas de repuesto necesarias para llevar a cabo la reparación y volver a la competición al cien por cien” de la vuelta al mundo a dos y sin escalas. En ese momento, la posición del Neutrogena era 50°58’S / 154°01’E.

Unas dos horas más tarde, a las 4:44 UTC, en conversación telefó nica con Dirección de Regata, Altadill ha explicado que han puesto rumbo a Invercagill, la ciudad situada más al sur de Nueva Zelanda y una de las más meridionales del mundo, adonde llegarían en unas 40 horas.

En videoconferencia hace unos minutos, Guillermo Altadill ha aportado más detalles sobre la avería: “En los últimos días hemos tenido un problema, que es que no funcionaba bien el sistema de carga, no sabemos si por un problema de los alternadores o del motor principal, y hoy el motor ha dejado de funcionar. Hemos estado probando diferentes alternativas, pero debe haber un problema eléctrico o algo, no sabemos si es en una parte mecánica o electrónica, pero no lo hemos podido arreglar. El motor no funciona, no hace funcionar los alternadores y éstos no cargan las baterías. La alternativa era seguir navegando en el Pacífico sin ningún tipo de electrónica y conduciendo a mano, o bien parar en Nueva Zelanda y arreglarlo”.

Ahora intenta mos hacer funcionar el hidrogenerador –ha proseguido el experimentado navegante barcelonés-, pero es delicado porque a grandes velocidades y con olas no se puede llevar. Ahora más que cargar lo que hace es mantener las baterías al mismo nivel para poder hacer agua [con la potabilizadora] y mantener la electrónica al mínimo. Tenemos 500 millas hasta Nueva Zelanda, esperemos que aguante hasta allí”.

Altadill se ha mostrado tranquilo ante este contratiempo que les hará perder unos cinco días según sus cálculos: “Las averías son parte del juego, a veces falla el palo, a veces las velas, a veces los timones, y esta vez ha sido el motor. La verdad es que no soy muy experto en este tema pero intentaremos arreglarlo lo antes posible para volver a la regata lo antes posible. Calculamos que perderemos alrededor de 5 días como mínimo: tardaremos 40-45 horas en llegar a tierra, más las 24 horas de penalización, que utilizaremos para hacer la reparación, y luego la meteorología no es buena para salir de Nueva Zelanda, nos encontraremos un anticiclón”.

El barco navega rumbo al NE con vientos del NO de unos 25 nudos de intensidad, que previsiblemente aumentarán a 30 en unas horas. En estos momentos distan unas 550 millas náuticas de tierra y permanecen en contacto con su equipo técnico y con Dirección de Regata, que además está siguiendo su progreso muy de cerca.

En la Barcelona World Race 2014/15 se permiten un máximo de tres paradas técnicas, que en total no pueden exceder los ocho días. Al realizar una parada, el barco debe permanecer en el puerto un mínimo de 24 horas antes de reemprender la regata, norma que se aplica en cualquier punto del recorrido.

Déjanos tus Comentarios