domingo, 19 - May - 2019
Inicio / Competición Crucero / Barcelona World Race: ¡Pasajeros al tren!

Barcelona World Race: ¡Pasajeros al tren!

We Are Water Barcelona World Race IMOCA 60

  • La flota de la Barcelona World Race tiene buenos vientos para avanzar hacia el Este en el Gran Sur
  • El líder, a una semana del Cabo de Hornos
  • El Renault Captur, en dificultades a causa del timón de estribor. Sébastien Audigane: «Es como si perdieras la dirección del coche de bajada a 150 Km/h«
  • Didac Costa: «Todavía me impresiona cómo navegan estos barcos cuando el mar se empieza a formar y el viento sopla con fuerza»

La flota de la Barcelona World Race navega en el «tren» del Gran Sur, en condiciones de vientos portantes óptimas para avanzar hacia el Este. La única excepción es el We Are Water, que, entre un anticiclón y una borrasca, tiene vientos de «sólo» quince nudos, aunque su situación mejorará en las próximas horas. Con el líder Cheminées Poujoulat escapado, el foco de atención es la lucha por el segundo puesto entre el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos. El otro candidato a podio, el Renault Captur, con problemas en el timón de estribor, de momento ha bajado el ritmo de persecución.

Casi en mitad del Pacífico, con más de mil millas de ventaja sobre los segundos, Bernard Stamm y Jean Le Cam navegan con fuerte viento del OSO. Una borrasca afecta a su Cheminées Poujoulat y en las próximas horas les traerá viento de entre 30 y 35 nudos. Son condiciones buenas para avanzar –con cuidado, eso sí–, que les llevarán a estar mañana a mediodía justo en mitad del Pacífico, a 2.100 millas del mítico Cabo de Hornos, el siguiente gran objetivo, que podrían alcanzar en siete días.

El Neutrogena ha pagado su parada técnica en Nueva Zelanda con más de 800 millas perdidas respecto al líder, mientras el GAES Centros Auditivos le persigue a menos de 60. Esto se ha traducido en sólo seis horas de diferencia a su paso por el antimeridiano (meridiano 180º, donde el Este se une con el Oeste) entre la medianoche y la mañana de hoy. Guillermo Altadill y José Muñoz, sin embargo, están navegando con mano firme manteniendo esa distancia desde ayer. Anna Corbella y Gerard Marín, por su parte, están siendo muy calculadores y no parecen tampoco perder los nervios por buscar una opción táctica que les permita cazar al Neutrogena.

Un mazazo

El Renault Captur ha traído malas noticias a la conexión telefónica de hoy. La reparación de su timón de estribor parece tener efectos secundarios que han obligado a Jörg Riechers y Sébastien Audigane a reducir la marcha. El francés lo ha explicado así: «Habíamos roto la pala del timón y pusimos una funda rígida por debajo para asegurarla. Pero nos hemos dado cuenta esta mañana que no podemos navegar al cien por cien con vientos portantes, cuando planeamos perdemos el control del barco. Por encima de 19 nudos de viento, perdemos el control del barco, la caña está muy dura, es como si perdieras la dirección del coche de bajada a 150 km/h. Lo único que podemos hacer es tomar un rizo, es lo que hemos hecho. Ir un poco menos rápido cuando vamos amurados a babor. Estábamos contentos porque el timón iba bien durante la noche, habíamos llegado a 190 millas del GAES Centros Auditivos, nos hemos dicho que teníamos posibilidades y que la pala de recambio parecía funcionar. [… ] El objetivo es pasar cabo de Hornos, acabar la vuelta al mundo. En el Atlántico será más fácil navegar con un timón dañado, quizá en ese momento podremos atacar al GAES Centros Auditivos y al Neutrogena«.

Obviamente este contratiempo ha afectado anímicamente al dúo franco alemán, que estaba haciendo una importante remontada: «No podemos ir a más de 18-20 nudos […] El calcetín [funda rígida de la pala del timón] no es suficientemente rígido para aguantar las cargas, de modo que cambia de forma y la fuerza en las dos caras es diferente […] Estamos un poco cansados. A las 02:30 todo era de color de rosa, pero desde entonces ha sido una auténtica pesadilla, nada bueno y estamos completamente destrozados», ha añadido Riechers.

Hacia el Pacífico

El We Are Water, único barco que baja de los trece nudos (7,5 a las 14:00 UTC), está afectado por una rea de altas presiones. Pero esto no debe entristecer a los hermanos Bruno y Willy García, que están cerca de entrar por primera vez en el Pacífico, al sur de Tasmania, y pronto verán sus mejorar condiciones meteorológicas.

Cerrando la clasificación, el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el Spirit of Hungary tienen condiciones de impresión merced a una amplia borrasca con vientos de hasta 30 nudos que se prevén estables en las próximas horas. Estas condiciones no dejan de sorprender a Didac Costa: «Quizás sea debido al poco tiempo que hace que navego a bordo de los IMOCA, pero todavía me impresiona cómo navegan estos barcos cuando el mar se empieza a formar y el viento sopla con fuerza. El barco acelera con la llegada de las olas, los ruidos se multiplican y parece que todo esté a punto de estallar y descontrolarse. Pero afortunadamente no pasa nada y enseguida volvemos a comenzar con la ola siguiente. Es una sensación que engancha mucho».

Su compañero a bordo del One Planet, One Ocean & Pharmaton, Aleix Gelabert,se ha mostrado satisfecho en videoconferencia de lo que están consiguiendo: «Pasar el Cabo Leeuwin es otra gran hazaña que hemos hecho durante la regata y nos hace mucha ilusión, especialmente porque ahora ya apuntamos hacia Cabo de Hornos.»

Aislamiento y buenas sensaciones

El One Planet, One Ocean & Pharmaton, como sus rivales, se enfrenta a la soledad del Pacífico Sur: «La verdad es que sí que hay momentos en que piensas lo solo que estás aquí. Nosotros vimos el último mercante antes de pasar Buena Esperanza, y desde entonces no hemos visto ningún otro barco de ningún tipo. La única vida que hemos visto son pájaros, y te das cuenta de que estás aquí muy solo, y da respeto», ha explicado Gelabert. Esa soledad se traduce incluso en aislamiento informativo: «Por no saber, no sabemos ni cómo va el Barça, lo que es impensable cuando estás en Barcelona», ha bromeado el catalán.

Por su parte, Nandor Fa está encantado, aunque cauto, con las condiciones de viento y olas que por fin disfruta el Spirit of Hungary en el Gran Sur: «Tengo muy buenas sensaciones, aunque las condiciones se están volviendo bastante inhumanas».

Clasificación provisional 17 febrero 2015 14.00 horas UTC

  1. Cheminées Poujoulat (B. Stamm – J. Le Cam) a 9.576,2 millas de la llegada
  2. Neutrogena (G. Altadill – J. Muñoz) a 1.120,0 millas del líder
  3. GAES Centros Auditivos (A. Corbella – G. Marín) a 1.177,6 millas del líder
  4. Renault Captur (J. Riechers – S. Audigane) a 1.435,6 millas del líder
  5. We Are Water (B. Garcia – W. Garcia) a 2.607,4 millas del líder
  6. One Planet, One Ocean & Pharmaton (A. Gelabert – D. Costa) a 3.299,7 millas del líder
  7. Spirit of Hungary (N. Fa – C. Colman) a 3.963,9 millas del líder

Retirado: Hugo Boss (A. Thomson – P. Ribes)

 

Déjanos tus Comentarios