martes, 21 - May - 2019
Inicio / Competición Crucero / Bruno García finaliza quinto en una Mini Transat ganada por un “novato”, Benoît Marie

Bruno García finaliza quinto en una Mini Transat ganada por un “novato”, Benoît Marie

Mini Bruno 5

A la 1 de la madrugada de hoy martes, Bruno García y su Sampaquita cruzaron la línea de llegada en Pointe-à-Pitre, cerrando con un quinto puesto su participación en la Mini Transat que tiene como vencedor al “novato” Benoît Marie.

Tras 3.700 millas de navegación y poco más 18 días de navegación, el francés Benoît Marie fue el primer Proto en hacer su entrada en Pointe-à-Pitre, Guadalupe, ganando la partida a Giancarlo Pedote que, a pesar de haber liderado la regata en el 90% de su curso, debía ceder el cetro de ganador a todo un novato que se imponía en su primera Transat. Casi 24 horas después, Rémi Fermin cerraba el podio, quedando la pelea por la siguiente plaza entre Bertrand Delesne y Bruno García que finalizarían por ese mismo orden y con una diferencia entre ellos de menos de 10 millas.

Mini Bruno 1Bruno García, abanderado del equipo Gaes

Han sido cuatro los españoles que iniciaron esta aventura de la Mini Transat bajo el paraguas de Gaes, firme defensor de la vela oceánica española. Tras el abandono de Carlos Lizancos y Joel Miró, sólo Bruno García y Pilar Pasanau continuaron defendiendo sus colores. Pilar Pasanau se encuentra aún peleando en el Atlántico, a más de 1.500 millas de la llegada, cerrando la tabla de los Serie, pero en regata.

Bruno ha demostrado una vez más que es un caso aparte, un fuera de serie que lleva la navegación oceánica en la sangre, es su pasión y, además, destaca. Cardiólogo de profesión, con la limitación de tiempo que ello conlleva, después de diez años ha vuelto a la Transat, fue 5º en 2003 y ha vuelto a estar ahí… con su Sampaquita, un Lombard de 1999.

Con su buen humor y simpatía, sus declaraciones al llegar a puerto dicen mucho de su filosofía de navegación y sus aspiraciones:

Llegué con mi Sampaquita. Sé que Giancarlo y Bertrand tienen barcos muy rápidos, pero yo estoy enamorado del mío. Para haber participado con un barco de 1999 no está mal, y mucho menos al hacerlo con un skipper de 1967¡¡ Si hubiera bonificación por la edad yo sería el ganador de esta Mini Transat¡¡”

Ganar es un sueño y hacer una buena regata está muy bien

Mini Bruno 3Y Bruno ha hecho una buena regata. Se situó rápidamente entre los diez primeros y el cuarto día era 5º, el sexto se situó 4º, puesto que no ha abandonado hasta dos días antes de la llegada, a menos de 500 millas de la línea.

Benoît Marie, el triunfo de un novato

La Mini Transat parece cosas de los “consagrados”, de aguerridos solitarios que demuestran una y otra vez su valía… pero alguna vez tiene que ser la primera, aunque imponerse en su primera participación ya es rizar el rizo, algo que no sucedía desde 1995. Marie lo ha hecho y, aunque no partía como favorito, ahí está. Y ahí ha estado peleando desde el principio, 2º, 3º, 4º, 1º, 2º, 1º, 2º… y 1º. Su Finot construido por AMCO en 2007 le ha dado caña al revolucionario David Raison de Pedote, también construido por AMCO en 2010.

Mini MarieGiancarlo Pedote ha liderado la flota durante el 90% del tiempo de regata, y el triunfo se le ha ido de las manos por poco menos de tres horas… tres horas de problemas con el botalón y la quilla. Aunque las averías tampoco han sido ajenas al barco de Marie, quien ha tenido que remendar más de una vez su mayor e ir poniendo paños calientes a uno de los timones que amenazaba con dar al traste con el esfuerzo.

El tercero ha sido Rémi Fermin, zanjando positivamente su abandono en 2011 tras romper el palo. Prometió volver y lo ha hecho con éxito y mucho mérito. Quizás con uno de los presupuestos más ajustados, 5.000 €, con un barco de fibra y de quilla fija, diseñado y construido por él mismo, con una maratón a la caña al quedarse sin pila de combustible en los primeros compases y tener que subsistir con los paneles solares.

Indudablemente, del primero al último, los participantes en una regata como la Mini Transat tienen mucho mérito y cruzar la línea de llegada ya es una merecida victoria personal.

 

Déjanos tus Comentarios