domingo, 17 - Feb - 2019
Inicio / Competición Crucero / BWR en París: patronicios en la vela oceánica

BWR en París: patronicios en la vela oceánica

FNOB

El debate de hoy en el stand de la Barcelona World Race en París ha mostrado como la vela oceánica en solitario y a dos ofrece una sólida plataforma para cumplir los objetivos de comunicación de los patrocinadores. Ryan Breymaier, Gérard Lepage y Antoine Robin lo han explicado.

En solitario y a dos, los skippers se convierten en los principales agentes de transmisión de valores y la regata permite conectar en cualquier momento intercambiando emociones y pensamientos con el público. Pocos deportes tienen estos atributos y patrocinadores tan satisfechos. Éstas han sido las principales conclusiones del interesante debate de hoy “El patrocinio en la vela” que ha capitalizado la atención del mundo oceánico en el Salón Náutico de París.

En el plató de la Barcelona World Race se han dado cita el navegante norteamericano Ryan Breymaier, quinto en la Barcelona World Race 2010/11, Gérard Lepage, presidente del Safran Sailing Team y Antoine Robin, responsable de comunicación del IMOCA Ocean Masters, en un debate que ha entrado de lleno en las expectativas de navegantes, patrocinadores y organizadores implicados en la vela oceánica. Loïc Le Bras ha vuelto a moderar la mesa redonda.

Ryan Breymaier, estadounidense afincado en la Bretaña francesa, ha explicado uno de los planteamientos de los patrones a la búsqueda de patrocinador; en su caso, ha sido buscar el perfil de una empresa americana con intereses en Europa. Su intervención ha sido secundada por Gérard Lepage, quien ha descrito con claridad cuáles son las estrategias de su su grupo para buscar el deporte y el deportista en los que invertir. En su opinión la competición de vela oceánica en solitario y en doble se han mostrado idóneas para el cumplimiento de estos objetivos, como así ha sido en su experiencia con el barco Safran en las dos Vendée Globe y las transats en las que ha participado: “En su momento descartamos los deportes en los que hay una gran distancia entre la actividad y el objetivo a comunicar. En la vela hemos encontrado la distancia más corta.”

El presidente del Safran Sailing Team se ha mostrado satisfecho con la clase IMOCA y entusiasta con sus proyectos. “Nos ofrecemos para mostrar cuál ha sido nuestra experiencia a otros patrocinadores, a la IMOCA, a los navegantes… Nos interesa que la IMOCA sea lo más dinámica posible y estamos a su entera disposición”, ha declarado Lepage, quien ha añadido que en vela oceánica la incertidumbre de acabar la regata es un factor que debe considerarse en la estrategia de comunicación: “No sabes si vas a acabar. Entonces es importante haber garantizado el retorno de la inversión antes de la salida de la regata. Y la vela oceánica te lo permite.”

El tema de la inversión presupuestaria ha capitalizado el interés de la última parte del debate. Antoine Robin ha expuesto con claridad cuáles son los múltiples planteamientos que un skipper y un patrocinador pueden establecer para un proyecto de regata alrededor del mundo, y ha explicado los principales valores añadidos de la competición en medio del océano: “La vela favorece una potente relación directa de la empresa inversora con sus objetivos de marca. Desde el punto de vista filosófico, poner lo humano por delante de todo es fundamental para ello y éste es uno de los objetivos del Ocean Masters. Nuestro deporte es único ya que puedes comunicar en plena competición y compartir con el público las experiencias cotidianas de los navegantes y sus emociones. El calor y la humanidad son vías de comunicación muy positivas.”

 

Déjanos tus Comentarios