domingo, 17 - Nov - 2019
Inicio / Barcos / Cierre de lujo a la XXV Regata Illes Balears Clàssics

Cierre de lujo a la XXV Regata Illes Balears Clàssics

El Marigan (1898), del armador Tim Liesenhoff, protagoniza la entrega de premios tras adjudicarse los trofeos al ganador absoluto, al de su categoría y el busto de Elcano al barco centenario mejor clasificado.

Tim Liesenhoff, armador del Marigan, con el premio Juan Sebastián Elcano. ©Nico Martinez

La tripulación el Marigan fue la gran protagonista de la entrega de trofeos de la XXV Regata Illes Balears que concluyó hoy en el Club de Mar Mallorca. El armador Tim Liesenhoff, patrón y ‘conservador’ de esta embarcación botada en 1898, recogió tres premios: al ganador absoluto, al de su categoría (Época Cangreja) y al del barco centenario mejor clasificado. Este último consistió en un busto del marino español Juan Sebastián Elcano, pieza aportada por la Comisión del Quinto Centenario de la primera circunnavegación.

Los restantes ganadores de la regata fueron el argentino Cippino (1949), en Época Bermudiana; el americano Argos (1964), en Clásicos, y el January Sails (RI Clásicos). Todos los vencedores se adjudicaron las tres mangas disputadas desde el pasado jueves hasta hoy.

La ceremonia de entrega de premios puso el punto final a la XXV Regata Illes Balears Clàssics. La competición reunió a 37 embarcaciones clásicas y de época de nueve países. Al acto asistieron, entre otros, Borja de la Rosa, presidente del Club de Mar Mallorca; Carlos Pérez-Urruti, general de brigada de Infantería de Marina; Joaquín Pita da Veiga, almirante de la Armada; Manuel Nadal, comodoro y director de la regata; José Luis Arrom, director general del Club de Mar, y Emilio Feliu, presidente del Comité de Protestas.

En su discurso de clausura, el presidente del Club de Mar Mallorca aseguró: “La Illes Balears Clàssics es muy especial porque representa los valores de nuestro club, donde pensamos que la modernidad se construye sobre la experiencia y el respeto profundo por el legado de quienes nos han precedido. Los barcos clásicos y de época son un símbolo de nuestra entidad y por eso hemos querido apostar fuerte los armadores que, con pasión y esfuerzo, conservan y  mantienen vivo el patrimonio naval y marítimo de sus respectivcos países”.

Déjanos tus Comentarios