martes, 27 - Oct - 2020
Inicio / Vela Ligera / El mundial de la clase Finn se inicia mañana en Melbourne

El mundial de la clase Finn se inicia mañana en Melbourne

Este lunes 16 de diciembre comienza en Melbourne, Australia, el campeonato del mundo de Finn, en el que más de 63 regatistas de la clase, representando a 23 países, disputarán su penúltimo mundial antes de los JJ.OO.

El Royal Brighton Yacht Club, sede de este mundial, acogió el viernes la ceremonia de apertura. Tras dos días dedicados a inscripciones y mediciones, las regatas comenzarán el lunes, con un programa de diez pruebas hasta el viernes, para disputar el sábado la Medal Race – a la que sólo acceden los diez primeros clasificados y regatas finales para el resto.

La escuadra española estará formada por cuatro regatistas: el menorquín Joan Cardona (RCN de Palma), el catalán Alex Muscat (CN Garraf), el cántabro Victor Gorostegui (RCM de Santander) y el andaluz Pablo Guitián (CN Elcano), siendo los dos primeros miembros del equipo pre olímpico Tokio 2020.

Para nuestro “Team España”, las dos últimas campañas están evolucionando de manera positiva, con buenos resultados cosechados por el equipo pre olímpico, como un 4º puesto de Muscat en el Princesa Sofía 2018, y el subcampeonato mundial juvenil de Cardona ese mismo año.

Entrando en el 2019, Muscat y Cardona obtuvieron plazas de podio en la World Cup de Génova, con un 2º y 3er puesto respectivamente. Cardona también se contó entre los top ten del Test Event de Enoshima, con la 9ª plaza, y sumó un 4º puesto a su palmarés en la World Cup de Enoshima.

La última incursión de ambos regatistas fue la Semana de Atenas, marcada por el viento perezoso, ligero y huidizo, en la que Cardona y Muscat se clasificaron en los puestos cinco y nueve respectivamente.

Una evolución muy trabajada que tiene como gran objetivo lograr para España la plaza olímpica en la World Cup de Genova 2020, última oportunidad para la escuadra española.

Junto a Diego Fructuoso, entrenador del equipo pre olímpico, el equipo lleva días en Melbourne preparando el mundial, y es éste quien destaca la importancia del campeonato: “Es una cita importante y vamos a encontrar un nivel muy alto. Por un lado, es regata clasificatoria para los JJ.OO. para Oceanía – se pone en juego una plaza para ellos- pero hay otros países que también se juegan mucho aquí, como por ejemplo Japón que decidirá su deportista que acuda a Tokio.

Sobre las condiciones que se van a encontrar el murciano comenta: “Parece un sitio de bastante viento, pero justo llega el campeonato y hay algunos días de no tanto viento. Los partes indican, a priori, jornadas de vientos ligeros”.

Fuertes rivales
Así pinta la que será regata inaugural del calendario de verano en Melbourne, en el que fuera campo de regatas olímpico en 1956.

Muchos de aquellos que estarán en Tokio 2020 están en Melbourne, como el actual defensor del título mundial y ganador del último enfrentamiento internacional de la clase, la Semana de Atenas, el húngaro Zsombor Berecz, encargado de izar la bandera de la clase en la apertura oficial de este mundial.

Tampoco falta el cuatro veces campeón del mundo, campeón de Europa y oro olímpico, Giles Scott. El británico no sólo busca su quinto mundial, sino también una revancha tras su tercer puesto en el Test Event de agosto, ganado por Berecz y en el que quedó tercero.

Entre los primeros espadas también se cuentan el holandés Nicholas Heiner, sub campeón del mundo, ganador de última World Cup en Enoshima; el sueco Max Salminen, ex campeón del mundo; el brasileño Jorge Zarif; el británico Ed Wright; o los neozelandeses Andy Maloney y Josh Junior, este último artífice de la clasificación kiwi para Tokio 2020.

El Finn, un superviviente
El Finn es obra del diseñador sueco Rickard Sarby, seleccionado a través de un concurso de diseño para elegir un nuevo monotipo en las olimpiadas de Helsinki, Finlandia, en 1952. Lejos del pensamiento de Sarby estaba entonces que su diseño continuara en activo 18 Juegos Olímpicos más allá o, lo que es lo mismo, 70 años después.

Obviamente han sido 70 años de cuidados avances para pasar, del casco y mástil de madera y las velas de algodón, al casco de fibra, mástil de carbono y velas de kevlar en la década de los 90.

Un barco que ha sido criticado por la dureza de su navegación y su alto coste, pero que ha resistido los envites de sus enemigos confirmándose como barco perfecto para desarrollar cualidades técnicas y tácticas.

El hecho es que el Finn sigue proporcionando grandes figuras al mundo de la náutica, como el australiano John Bertrand, bronce 1976, y el neozelandés Russel Coutts, oro 1984, grandes estrellas de la America´s Cup, Paul Elvstrøm o Jochen Schümann entre otros.

Es, ciertamente, un barco con el que desarrollar valores olímpicos como el carácter, la perseverancia y la tenacidad.

Los próximos Juego Olímpicos de Tokio serán la última vez en la que esta embarcación, que tantas alegrías ha dado a España, aparezca en escena.

Déjanos tus Comentarios