domingo, 25 - Oct - 2020
Inicio / Competición Crucero / Espectacular despedida de la Regata Illes Balears Classics

Espectacular despedida de la Regata Illes Balears Classics

XX REGATA ILLES BALEARS CLASSICSCon triunfo absoluto para el Enterprise se cerraba hoy en Palma la XX Regata Illes Balears Classics, prueba que ha reunido a medio centenar de barcos clásicos en una edición de lujo en la que se han dado cita verdaderas joyas de la historia de la vela.

Magnífico día de despedida para la Regata organizada por el Club de Mar de Mallorca, en el que la bahía ha regalado vientos del SW de entre 10 y 12 nudos de intensidad bajo un sol de justicia, perfectos para dirimir las clasificaciones finales.

Manuel Nadal, director de la regata, no dudó en calificar el XX Trofeo Illes Balears Clàssics, que se ha disputado desde el pasado viernes, como “el mejor de todos los celebrados hasta la fecha”, tanto por el número de inscritos (51), en representación de ocho países, como por la calidad de los barcos y sus tripulaciones. “Además -añadió- hemos tenido una gran variedad de condiciones meteorológicas”, lo que, a su juicio, otorga un mérito mayor a los ganadores, que han tenido que bregarse con ventolinas de SE el primer día, duras rachas de NE y lluvia el segundo, y el clásico Embat (SO) en la regata de cierre. “Hemos ofrecido un gran espectáculo”, concluyó.

Las clases Espíritu de Tradición, Clásicos y Época Marconi concluyeron su participación en la Illes Balears con un recorrido de 16,70 millas, cuyas balizas estaban situadas en Ses Illetes y Cala Figuera, en el límite occidental de la bahía, mientras que los barcos de Época con aparejo de cangreja y los monotipos Dragón con casco de madera realizaron un recorrido triangular de 11 millas. La Vela Latina, que se estrenó tras el frustrado intento de ayer, compitió sobre un circuito de 6,90 millas consistente en una ceñida y una empopada.

La lucha se ha mantenido hasta el último momento, especialmente entre los Época Marconi, donde la escasa diferencia de ayer entre el líder Manitou (Olin Stephens 1937/SN S Tropez)) y el Enterprise (Sparkman&Stephens 1939/RCN Palma), de un solo punto, dejaba todo por decidir para la prueba de hoy. Sobre un recorrido de 16,7 millas, el Enterprise, de Albert Kusak, marcaba una diferencia de 26 segundos sobre el Manitou de Phil Jordan, haciéndose con el parcial y estableciéndose un empate en la general saldado a favor del barco palmesano al acumular mejores resultados.

Juan Ignacio Merayo, tripulante del Enterprise, explicó que la regata ha estado especialmente marcada por la rivalidad con el Manitou, que lideraba desde el primer día la clasificación en Época Marconi. “El Manitou no nos ha dado muchas oportunidades, dominando el 80% de la prueba con un gran planteamiento. Ha sido una regata muy reñida y finalmente, por fortuna, hemos podido adelantarles por la popa y ganar tres metros de ventaja con respecto a ellos, no más”.

XX REGATA ILLES BALEARS CLASSICSEn la tabla de los Época Cangreja, el Marigan (Livingston 1898/ RCN Palma), del armador Tim Liesenhoff, llegaba con dos puntos de diferencia sobre el Gipsy (Echevarrieta/Larinaga 1927/ RCM Santander), que a su vez estaba empatado a puntos con el Kelpie of Falmouth (Ford, Payne & Swiesgurt 1928/ RC Cornwall). Los últimos parciales contabilizados, con un primero para el Marigan, segundo para el Hispania (William Fife 1909/CM Pto Sherry), tercero para el Kelpie of Falmouth y cuarto para el Gipsy, confirmaba la supremacía del Marigan y relegaba al santanderino a la tercera posición.

A pesar de cerrar su actuación con un cuarto puesto, el buque insignia de la armada italiana, Stella Polare (S&S 1965) no ha perdido su supremacía sobre el Capricia (S&S 1963) en Clásicos. Sin embargo, el Corsaro II (S&S 1960) ha demostrado su superioridad con un primer puesto, al igual que hiciera en la jornada inaugural, un 1+1 empañado por el DNF de ayer tras romper el génova.

XX REGATA ILLES BALEARS CLASSICSEntre los Espíritu de Tradición, el Fátima (Columbia 52 1970/ CM Mallorca) afrontaba la final con una ventaja de tres puntos, a pesar de lo cual no ha bajado la guardia y ha sumado un nuevo primero en su casillero, 1+1+1, siendo el barco con mejores parciales de toda la flota. La tripulación de Diego Caro ha puesto fin sin vacilaciones a la superioridad del Tichiy Don de Eugeny Panevin, ganador de las últimas seis ediciones de la Regata, relegado a la tercera posición por el italiano Orsa Maggiore.

Los botes y llaüts de Vela Latina tuvieron que esperar a la última jornada para competir, después de que ayer sus armadores renunciaran a navegar por razones de seguridad. El Savanna, de Antonio Jover, se impuso en la clase Llaüts. En la versión Regata, el Ancora, de Moisés de Pablos, fue el único barco que terminó la prueba. Por su parte, el Nostra Mar, de Mercé Mora, se adjudicó la Illes Balears Clàssics en la categoría Open con apenas medio minuto de ventaja sobre el Brando, de Jaume Amengual, impulsor de la inclusión de la vela tradicional balear en la regata del Club de Mar y de la exposición de modelos navales de Mestre Guillem Amengual que permanecerá abierta en la sede social de esta entidad hasta el próximo jueves, 21 de agosto.

La clase Dragón no sufrió modificación alguna tras la última jornada. El Thalatta, del sueco Thomas Tillbert, en representación del Club Nàutic Sa Ràpita, se proclamó campeón con una holgada ventaja de seis puntos sobre el Rogue, del patrón holandés Rom Loopik, y once respecto al Dragonera, de Robert Holthuizen, que fue tercero. En esta categoría se disputaron cuatro mangas. Por su parte, el Munga (1974), de Antonio Oliver Reus, obtuvo la victoria en la clase RI Clásicos.

 

Déjanos tus Comentarios