lunes, 25 - Ene - 2021
Inicio / Vela Ligera / Francisco Gil: “El equipo humano del Sofía Iberostar es único en el mundo”

Francisco Gil: “El equipo humano del Sofía Iberostar es único en el mundo”

Francisco Gil Trofeo Princesa Sofia Iberostar

El oficial principal de regatas del Trofeo Princesa Sofía Iberostar tiene a su cargo a las 300 personas que hacen posible organizar regatas simultáneas para 1.300 deportistas

Francisco Gil, director de la Federación Balear de Vela, asume la responsabilidad de la organización en el mar del Trofeo Princesa Sofía Iberostar como oficial principal de regatas. Un equipo de 300 personas trabaja bajo su coordinación para disponer los ocho campos de regatas en los que pueden llegar a competir hasta 1.300 regatistas de forma simultánea. Admite que la responsabilidad es mucha, pero está tranquilo: el personal adscrito al Comité de Regatas tiene “una gran experiencia y es muy profesional”.

“Cuando coordinas a un equipo humano como el del Sofía Iberostar, que es único en el mundo, no tienes de qué preocuparte. El nivel organizativo que tenemos en Mallorca es muy alto, estamos acostumbrados a acoger grandes flotas”, afirma Francisco Gil.

El Sofía Iberostar es una regata que invierte la mayor parte de sus recursos en el mar. “El protagonismo es de los deportistas y ello requiere una gran infraestructura. La verdad es que hasta el último momento no sabemos cuánta gente trabaja en los distintos comités de regatas, pero no somos menos de 300. Hay un varios días –añade Gil– en que todas la clases compiten al mismo tiempo; en ese momento, entre participantes, organización y entrenadores, somos unas 1.900 personas en el agua”.

¿Ha tocado techo el Sofía Iberostar este año? El oficial principal de regatas asume que sería muy difícil tener más de ocho áreas de competición, pero no cree que los 800 barcos de este año sean insuperables. “Hemos llegado a superar esta cifra en ediciones anteriores, aunque nunca habíamos llegado a los 64 países”.

En varias clases, la organización se ve obligada a dividir la competición por grupos. Es el caso, por ejemplo, del Laser Standard, la clase más numerosa del Sofía Iberstar, con 164 barcos de 51 países. “No podemos montar una línea para todos esos barcos, así que haremos tres grupos, cada uno de los cuales tendrá su salida”. Esta modalidad será necesaria, aunque con dos grupos, en otras categorías como 49er (74 barcos) o el 470 masculino (79 barcos).

“Esto hace que la cifra diaria de regatas realizadas sea impresionante; muchas veces me preguntan cuántas mangas hemos hecho y no lo sé hasta que llego a tierra y lo compruebo en los papeles”,  indica el oficial de regatas del Sofía Iberostar, como prueba de la magnitud del acontecimiento.

La incorporación del Kite Boarding a la competición no supondrá, según Gil, un excesivo quebranto para la organización, aunque la clase tiene reglas específicas : “La regata es bastante distinta a cualquier otra de vela ligera; hasta 30 segundos antes de la salida no ves a nadie porque vienen de muy lejos, a mucha velocidad. Tampoco se les permite ‘frenar’ para evitar que se enganchen los cables de las cometas. Hacen mangas muy cortas y espectaculares que, en el caso del Sofía Iberostar, se podrán ver perfectamente desde tierra en la playa de Can Pere Antoni”.

En cuanto al papel que desempeñan los clubes organizadores –Club Nàutic S’Arenal (CNA), Club Marítimo San Antonio de la Playa (CMSAP) y Real Club Náutico de Palma (RCNP)– en el desarrollo del Sofía Iberostar, Francisco Gil señala que aportan su experiencia individual, pero trabajan perfectamente coordinados: “No van por libre, ni mucho menos. Este año hay más barcos en el CMSAP que en el Arenal, pero algunas de las regatas que se celebran delante de Can Pastilla las monta el RCNP. Al final todos colaboran con todos para hacer que esta gran regata sea posible”.

Déjanos tus Comentarios