domingo, 23 - Feb - 2020
Inicio / Competición Crucero / No hay respiro para los equipos de la Volvo Ocean Race en Alicante

No hay respiro para los equipos de la Volvo Ocean Race en Alicante

Volvo Ocean Race Alicante

  • Hasta el lunes de la próxima semana los 7 protagonistas de la Volvo Ocean Race en Alicante no podrán volver al agua, pero eso no significa que estén relajados. ¡Nada más lejos que eso!
  • Hoy jueves comienza la cuenta atrás. 1 semana para la apertura del Rave Village de Volvo Ocean Race en Alicante: día 2 de octubre a partir de las 18:00 horas.

Desde que acabara la Etapa Cero, el prólogo alicantino a la salida de la Volvo Ocean Race, los equipos debían salir del agua por reglamento de la regata. Se acabó el entrenamiento y para ellos ya ha comenzado la regata en muchos aspectos.

Barcos iguales para esta edición, por lo que los tripulantes serán los que marquen las diferencias, al igual que los equipos que preparan estas potentes maquinas de 65 pies de las que aún no se sabe mucho.

Hora de que muchos de los regatistas de esta Volvo Ocean Race vuelvan a la que es su casa hasta el 11 de octubre, tras unos escasos días de descanso. Pero que nadie se engañe, porque en cada una de las siete bases de los equipos las largas horas de trabajo ya indican que ya “se vive en modo regata”.

Sólo tres semanas para la salida y las embarcaciones de 65 pies del Abu Dhabi Racing Team, DongFeng Racing Team, Equipo Español, Team Alvimedica, Team Brunel, Team SCA y Team Vestas son desmontadas, mimadas y chequeadas con mimo y precisión.

Es tiempo de que los constructores especialistas en fibra comprueben las estructuras, el equipo de cabullería revise todos los cabos y drizas o que los especialistas en hidráulica comprueben al detalle todos los sistemas hidráulicos.

Los especialistas en logística acaban sus pedidos con las empresas locales  de suministros o los equipos de cocina de varios equipos apuran en los mercados locales de Alicante sus necesidades.

Los mástiles se han sacado, como una espina dorsal, de cada uno de los barcos y reposan en tierra en paralelo a las siete embarcaciones que, en sus cunas, esperan ir al agua en pocas horas. Los encargados de los palos de 30,30 metros de longitud desmontan cada una de las pequeñas piezas  y comprueban drizas, sistemas, anclajes y la misma estructura.

Los equipos de marketing se aseguran que la imagen de sus barcos sea impoluta o algunos pintores locales especializados en náutica retocan la pintura exterior de las embarcaciones.

Las completas bases que cada uno de los siete equipos tiene instaladas en Alicante desde finales de agosto rebosan de actividad desde el amanecer y la ciudad con ellos.

Ha comenzado la cuenta atrás…

 

Déjanos tus Comentarios