lunes, 16 - Dic - 2019
Inicio / Competición Crucero / La America’s Cup recupera sus raíces con el nuevo Protocolo

La America’s Cup recupera sus raíces con el nuevo Protocolo

Neozelandeses e italianos revelan las bases para la próxima America’s Cup con un paso atrás sobre los cambios introducidos por los americanos.

La 36 America’s Cup está en marcha, se navegará con monocascos de 75 pies, se celebrará en Auckland, vestida de Prada, y reforzará el sentido patrio de los equipos.

La publicación del Protocolo ha puesto en marcha esta mañana la cuenta atrás para la que será la 36 edición de la America’s Cup. Este documento, en el que se reúnen las bases preliminares que regirán la regata más importante del mundo, sale a la luz tres meses después de que los neozelandeses se hicieran con la Copa, y ha sido redactado por el defensor, los kiwis, y el Challenger of Record, los italianos, como primer inscrito para enfrentarse a ellos.

El espíritu de la America’s Cup

El comunicado por el que se ha hecho público transmite un claro interés por hacer prevalecer lo que históricamente han sido las bases de esta regata, primero dando el protagonismo debido a los clubes, Royal New Zealand Yacht Squadron y Circolo della Vela Sicilia, como defensor y primer desafiante. Y es que en la America’s Cup quien ostenta la Copa y quien pretende desafiarla no es un equipo sino el Club al que representa.

El énfasis en revalorizar esta tradición continúa haciendo hincapié en que el Protocolo pretende reflejar el espíritu de la America’s Cup recogido en el Deed of Gift: un desafío amistoso entre naciones en el que entra en juego la más alta tecnología, que cautiva a los aficionados de todo el mundo y es nexo de unión de este deporte a nivel internacional.

Nace el AC75

Grant Dalton, como director del equipo que llevó la Jarra de las Cien Guineas a las vitrinas del Royal New Zealand Yacht Squadron, fue el encargado de hacer público este banderazo de salida, declarando que la maquinaria tecnológica ya está marcha, dibujando un barco rápido y poderoso, en el que se buscan los límites de lo técnicamente posible, para poner a prueba a diseñadores, constructores y regatistas.

Las reglas de la clase AC75 serán publicadas el 31 de marzo de 2018 pero los conceptos preliminares serán entregados a los interesados en noviembre 2017.

La Copa de viste de Prada

La firma italiana Prada será el patrocinador principal de la 36 America’s Cup, incluyendo la serie clasificatoria de los desafiantes que se llamará Prada Cup.

El calendario se anunciará antes del 31 de agosto de 2018, pero la sede será Auckland, Nueva Zelanda, en marzo de 2021, precedido de la Prada Cup que tendrá lugar entre enero y febrero.

Habrá una serie de regatas preliminares entre 2019 y 2020, que se navegarán con los AC75.

Haciendo patria

La America’s Cup había entrado en las últimas décadas en la espiral de la globalización, perdiendo en parte su sentido de enfrentamiento entre naciones. Parece que los kiwis están dispuestos a revalorizar esta prioridad y al tiempo que se anuncia que cada equipo podrá construir dos barcos, se puntualiza en que éstos deberán ser laminados en el país de origen de su club representante.

El primer barco no podrá estar en el agua antes del 31 de marzo de 2019, y el segundo no podrá ser botado después del 1 de febrero de 2020.

Al tratar el tema de los entrenamientos con los dos barcos de cada equipo, el Protocolo mete una cuña en la participación del equipo defensor, Oracle, durante las pruebas clasificatorias de los aspirantes en la última America’s Cup, y deja bien claro que no se podrá entrenar con los dos barcos, a excepción del Defender durante la Prada Cup, ya que no representa ningún papel durante esta fase de la competición.

El segundo asunto de bandera es el referente a la nacionalidad de los integrantes de cada equipo, sobre el que el Protocolo remarca su importancia para que esta sea una competición amistosa entre naciones.

Todos los miembros de la tripulación que participe en la Prada Cup deben tener la nacionalidad del país al que pertenezca el club al que representan.

Esta nacionalidad puede ser entendida de dos maneras: que ya posea esa nacionalidad (y que deben tener el 20% de la tripulación o tres de ellos, el que resulte el número más alto) o que tenga su residencia en el país al menos durante 380 días entre el 1 de septiembre de 2018 y el 31 de agosto de 2020.

Requisitos de nacionalidad que se aplican únicamente a la tripulación y que no afecta a diseñadores u otros miembros del equipo.

Transparencia

Se busca una America’s Cup justa y transparente con la contención de costes como objetivo para atraer a cuantos más desafiantes mejor.

Así, la organización de las regatas se llevará a cabo por un equipo totalmente independiente, encabezado por el director de regata, al igual que el comité de medición.

El Challenger of Record organizará la Prada Cup y el Defender la America’s Cup, cooperando en cuestiones comerciales de patrocinio y derechos de difusión de la 36 America’s Cup.

©M Lainez

 

Déjanos tus Comentarios