viernes, 22 - Mar - 2019
Inicio / Competición Crucero / La Rolex Sydney Hobart cierra capítulo

La Rolex Sydney Hobart cierra capítulo

Rolex Sydney Hobart 1 151231

Tripulación del TP52 Balance ©Rolex

El TP52 Balance, armado y patroneado por el empresario y presentador de televisión australiano Paul Clitheroe, se ha proclamado hoy vencedor absoluto de la Rolex Sydney Hobart 2015. Los cinco regatistas españoles participantes en esta 71ª edición de la clásica oceánica por excelencia han firmado resultados muy dispares.    

El viento quiso añadir un extra de emoción a la lucha por la victoria final de la Rolex Sydney Hobart 2015 en tiempo compensado. Anoche, una brisa ligera propulsó a los penúltimos barcos a medida que remontaban el río Derwent hacia la línea de llegada en Hobart. En tierra, todos seguían la evolución del Quikpoint Azzurro, el barco más pequeño de la flota, que paradójicamente podía convertirse en ganador absoluto de la considerada regata oceánica más exigente del mundo.

Rolex Sydney Hobart 2 151231

TP52 Balance ©Rolex

El veterano diseño Sparkman & Stephens 34 de 10,3 metros de eslora avanzaba lentamente hacia la línea de llegada con el objetivo de cruzarla antes de las 4:43h de la madrugada del jueves, hora local. Si lo conseguía, haría historia. 

En las últimas horas del miércoles, el TP52 Balance lideraba la provisional en compensado tras completar el recorrido en 3 días, 3 horas, 50 minutos y 45 segundos. Su tripulación vigilaba el avance de su pequeño rival conscientes de que era el único que podía arrebatarles el título. Pero las esperanzas del Quikpoint Azzurro se desvanecían al entrar en el Derwent, donde el viento no quiso colaborar en la consecuión de su heróica hazaña. Se quedaría a poco menos de tres horas del título.

“Me tuvieron en pie toda la noche”, reconocería Paul Clitheroe, armador y patrón del Balance. “¿En qué deporte puedes ver a un moderno barco de 52 pies compitiendo contra un viejo 34 pies con idénticas opciones de victoria? ¡Es genial!”.  

La tripulación liderada por Paul Clitheroe recibiría a bordo de su Balance la codiciada Tattersall’s Cup y el Rolex Yacht Master conmemorativo como ganadores finales de la Rolex Sydney Hobart. Miles de aficionados abarrotaron el Constitution Dock de Hobart para rendir homenaje a todos los participantes y disfrutar del espectáculo de la flota disfrutando de un merecido descanso tras una dura batalla.  

Suerte dispar para los españoles 
Los españoles han corrido suertes desiguales en la Rolex Sydney Hobart 2015. El mejor clasificado fue el cántabro Pablo Arrarte, ganador en tiempo real a bordo del 100 pies estadounidense Comanche. El barco armado por Jim Clark y su esposa Kirsty Hinze-Clark completó el recorrido en 2 días, 8 horas, 58 minutos y 30 segundos.

Rolex Sydney Hobart 3 151231

JV62 Chinese Whisper ©Rolex

El JV62 Chinese Whisper en el que compitió el andaluz Rafa Trujillo firmó la victoria en clase IRC 0. El barco armado y patroneado por Rupert Henry se impuso en un emocionante duelo con el potente Carkeek 60 Ichi Ban de Matt Allen que se prolongó durante prácticamente todo el recorrido. “La verdad es que salíamos al agua con dudas sobre la dureza del barco para esta regata”, reconocía el medallista olímpico español. “Es el antiguo Jethou, diseñado inicialmente para aguas menos bravas que las del Hemisferio Sur, pero lo hemos preparado a fondo y ha respondido bien. Lo más delicado fue la primera noche: veníamos de popa surfeando olas con picos de 18 nudos de velocidad, y pasamos a tener rachas de 43 de morro… ¡Un frente de Hobart típico! Navegamos en todo momento buscando el equilibrio entre conservar el material y apretando lo suficiente; esa es la clave para tener un buen resultado en esta regata”.

Rolex Sydney Hobart 4 151231

Carlos Hernández y Oliver Herrera del Maserati ©Rolex

Por su parte, el Maserati en el que navegaron los canarios Carlos Hernández y Oliver Herrera finalizó cuarto tanto en tiempo real como en clase IRC 0. El Volvo 70 (ex Ericsson 3) patroneado por Giovanni Soldini completó la regata en 2 días, 22 horas, 54 minutos y 33 segundos. “Al salir de la borrasca entramos en un agujero con muy poco viento que nos dejó cinco o seis horas parados”, explica Hernández. “Íbamos delante del Ragamuffin 100, y en ese momento se nos fueron, pero estamos contentos por haber podido completar el recorrido, especialmente teniendo en cuenta la cantidad de abandonos y roturas que ha habido”.

Menos afortunados fueron los catalanes Juan Vila y Guillermo Altadill, que quedaron fuera de juego en las primeras horas de regata: El Wild Oats XI de Vila rompió la vela mayor y el KOA de Altadill con daños en el timón.

En el momento de redactar esta información, 75 de los 108 barcos que tomaron la salida en Sídney el pasado sábado habían conseguido llegar a Hobart. Un total de 31 se retiraron y dos continúan avanzando hacia la meta, con la esperanza de llegar a tierra para participar en la entrega de premios oficial de la Rolex Sydney Hobart, que se celebrará mañana en el hotel Grand Chancellor de la capital de Tasmania.

Déjanos tus Comentarios