jueves, 22 - Ago - 2019
Inicio / Competición Crucero / Mañana sale la Jacques Vabre; Altadill con el Hugo Boss

Mañana sale la Jacques Vabre; Altadill con el Hugo Boss

Jacques Vabre 151024

Todo listo en Le Havre para la inminente salida de la Transat Jacques Vabre, una ruta del café en la que repite Guillermo Altadill, repite con Alex Thomson y ambos estrenan la última unidad Imoca 60 botada, el Hugo Boss.

Los pronósticos apuntan a que las primeras millas serán lentas y laboriosas, acompañadas por unos 5 nudos del SE que se irán reforzando a lo largo de la tarde para acabar propiciando una rápida salida del Canal de la Mancha. Pero, obviamente, el Golfo de Vizcaya no está dispuesto a ponerles las cosas fáciles y se anuncian vientos de 40 nudos y olas de 7 metros para el final del martes y el miércoles.

Tras 22 años de existencia, la Transat Jacques Vabre es una regata consolidada, que ha evolucionado desde su creación para convertirse en una oceánica de éxito internacional. Arrancó en 1993 como La Route du Café, reservada a solitarios y con Cartagena de Indias como destino, y tras la entrada de las tripulaciones dobles en 1995, los cambios de formato se han ceñido al punto de destino, pasando a ser en 2001 Salvador de Bahía en Brasil, Puerto Limón en Costa Rica en 2009 e Itajai, Brasil, en 2013.

Desde entonces, 226 tandems han tomado parte en la regata, siendo la edición de 2007 la más numerosa con 60 barcos en la línea de salida. Mientras 9 skippers cuentan por dobles sus victorias, sólo tres han ocupado el más alto escalón del podio en tres ocasiones: Franck Cammas (2001, 2003 y 2007 en multicasco), Franck-Yves Escoffier (20015, 2007 y 2009 en Multicasco 50′), y Jean-Pierre Dick (2003, 2005 y 2011 en monocasco).

En la nueva ruta hacia Itajai el menor tiempo de referencia es el marcado por Sébastien Josse-Charles Caudrelier a bordo del MOD70 Edmond de Rothschild, 11d 05h 03 ’54 a una velocidad media de 22,12 nudos. 14d 17h 40 ’15 a 15,30 nudos es la marca a batir por los Milti50, y la ostentan Erwan Le Roux-Yann Elies a bordo del FenêtréA Cardinal; los Imoca tienen sus miras puestas en los 17d 00h 41 ’47’, a 13,30 nudos, logrados por el PRB de Vicent Riou y Jean Le Cam; mientras que para los Class40 el tiempo es de 20d 21h 41 ’25’, los que invirtió el GDF Suez de Sébastien Rogues-Fabien Delahaye a una velocidad media de 11,12 nudos.

En esta ocasión serán 42 los barcos que mañana suelten amarras de Le Havre para dirigirse a la línea de salida. De ellos 15 no son franceses, representando a países como Reino Unido, Hungría, España, Estados Unidos, Suiza, Sudáfrica, Italia y Brasil. Los españoles han sido protagonistas en las dos últimas ediciones y en 2013, Alex Pella y Pablo Santurde fueron segundos en Class 40 con el Tales Santander y en 2011 Gullermo Altadill, co-skipper del británico Alex Thomson, a bordo del Hugo Boss, firmaban también un segundo en la clase Imoca. Altadill repite con Thomson a bordo del novísimo VPLP/Verdier y, aunque no han tenido tiempo de conocer el barco, esperemos que la compenetración de ambos regatistas, su experiencia y madurez salven la falta de entrenamiento antes de la salida.

En cuanto a las clases y su participación, desde que en 2004 saltaran al ruedo los Class40, un barco a caballo entre el Mini y el Imoca, box rule de reglas simples y contenidas pero con buenas oportunidades de innovación, más de 140 unidades han salido de los astilleros firmadas por numerosos diseñadores. Si hace dos años fueron 26, en esta ocasión son 14 los que tomarán la salida y, junto a 4 Multi50 y 4 gigantes Ultime, harán el coro a la clase reina de esta edición, los Imoca.

Imoca 60, ¿se inicia la era de los foils?

Los Imoca, en año pre-Vendée, están muy activos, muchos de ellos buscan su calificación para la vuelta al mundo y así doblan su participación respecto a la edición 2013, siendo una veintena los que se enfrentarán al Atlántico en esta Jacques Vabre.

De ellos, seis son de última generación y cinco llevan foils. Y es que esta Transat será la oportunidad de ver cómo evolucionan esos sables curvos frente a los rectos de la generación anterior. Salvo el Spirit of Hungary que Nandor Fa estrenó en la Barcelona World Race, el resto de la nueva hornada viene equipada con foils que prometen ser ventajosos con portantes pero parecen menos convenientes con vientos ligeros. Durante las sesiones de entrenamiento, el Banque Populaire VIII de Armel Le Cléac’h y Erwan Tabarly y el Groupe Edmond de Rothschild de Sébastien Josse y Charles Caudrelier parecían los más aventajados del grupo. Frente a ellos, Morgan Lagravière y Nicolas Lunven ha hecho grandes avances con el nuevo Safran, mientras que no ha habido tiempo de juzgar el potencial del St-Michel-Virbac de Jean-Pierre Dick (quien además de su dilatado palmarés trae como credencial el haber ganado tres veces esta regata) y Fabien Delahaye, por no hablar del Hugo Boss  de Alex Thomson y Guillermo Altadill. Aunque Thomson ha dejado clara su estrategia: «Intentaremos no ser estúpidos y romper el barco. El objetivo es llegar a Itajai».

Está claro que el epígrafe foils en los Imoca apenas ha comenzado a escribirse, pero lo cierto es que todos estos nuevos barcos han sido concebidos para ganar la Vendée y es en esta Jacques Vabre donde comenzaremos a ver sus posibilidades, ¿o no?

Frente a ellos se sitúan en primera línea de fuego la última generación de sables rectos, tecnología más que comprobada y desarrollada y que hasta el momento se han mantenido arriba. A dos de ellos poca sombra le ha hecho nadie por ahora: el PRB de Vincent Riou y Sébastien Col y el SMA de Paul Meilhat y Michel Desjoyeaux… que no es otro que el antiguo Macif de François Gabart, ganador de la última Vendée y con el que Desjoyeaux hiciera duo en la anterior edición siendo el único Imoca que no cruzara la línea de llegada al desarbolar a la altura de Salvador de Bahía cuando eran líderes.

 

 

Déjanos tus Comentarios