domingo, 09 - May - 2021
Inicio / Competición Crucero / Maverta gana las 200 Millas A2 de Altea

Maverta gana las 200 Millas A2 de Altea

Un total de 37 equipos a2 han participado este año en la 32 edición de la Regata de Invierno 200 millas a2 organizada por el Club Náutico de Altea. Una de las pruebas náuticas veteranas en el calendario regatero nacional que se celebró los días 2, 3 y 4 de marzo de 2018.

Se trata de una regata de vela de altura de primer nivel que se ha convertido en referente para regatistas de todo el territorio nacional y que cuenta con los mejores especialistas de a2 de España.

La aventura náutica que propone las 200 millas a2 es especialmente dura en esta regata de invierno que tiene como protagonista las 200 millas que separan la costa levantina de Altea y la isla balear de Ibiza y una modalidad de navegación de crucero con dos tripulantes. Este año, las 200 millas a2 han vuelto a ser Campeonato Autonómico de cruceros a2.

Dada la época del año, se trata de una regata dura en la que participan los mejores especialistas a2 del territorio nacional, y así lo expresaba Vicente Ferrer, miembro del Comité Organizador, en la presentación de la regata: “es una regata dura que coincide con los idus de marzo, un término que utilizaban los navegantes romanos, griegos y fenicios, quienes consideraban a ésta época del año peligrosa, intentaban eludir estas fechas al navegar por el Mediterráneo. Pero las cosas y las técnicas cambian, nosotros somos ahora los que buscamos estas fechas intentando alcanzar esas grandes emociones”

Cada año adquiere un mayor nivel y reputación. Un alto nivel, que como afirmaba Carlos Torrado, presidente del Comité de Competición de la FVCV, peligra debido a la delicada situación administrativa del CN Altea y de otros clubes náuticos de la comunidad. “Es necesario seguir recordando la situación en la que se encuentra un club como este, en el que la indefinición de su futuro puede hacer peligrar la salud de un evento tan importante como este, que atrae a gente de todas partes de España, y una regata que tiene una trayectoria de 32 años. La Generalitat Valenciana esperamos que tenga un cauce para despejar esa incertidumbre.”

El viernes día 2, a las 11:00 horas el personal del Club Náutico de Altea comenzaba a remolcar las embarcaciones hasta la línea de salida, y el poco viento reinante forzó a eliminar la baliza de desmarque y a hacer una salida directa que la flota cruzaba a las 12:30 horas.

Nada más comenzar la prueba el Maverta se iba en busca del viento que se esperaba por fuera de la bahía y con una buena estrategia conseguía desmarcarse notablemente del resto de la flota. Una distancia que mantuvo hasta pasar el norte de Ibiza, cuando el Alzira le daba alcance y conseguía posicionarse a la cabeza.

El viento sopló de suroeste muy constante durante toda la regata. En la madrugada del viernes al sábado las cosas se complicaron para toda la flota. La intensidad del viento comenzó a aumentar alcanzándose vientos de 30 nudos. El paso por el norte de Ibiza se complicaba y tripulantes y material eran puestos a prueba por la climatología más dura del mediterráneo. Varias embarcaciones se vieron obligadas a abandonar por roturas, teniendo que recalar en los puertos más próximos. Los puertos de San Antonio, Santa Eulalia, Ibiza y Formentera dieron cobijo a los casi diez barcos que sufrieron la dureza del invierno en el mar.

La vuelta hacia Altea se presentaba con mucho mar de fondo y viento de proa, las olas sepultaban las cubiertas de los barcos y las últimas cinco millas serían decisivas, donde la táctica que cada barco iba a tomar marcaría los resultados de la regata. Algunas embarcaciones optaron por rumbos más directos, mientras que otros se decantaban por ir hacia el sur a la espera de un posible role. Y como colofón,  el viento comenzó a descender en picado complicando las últimas tres millas a la segunda mitad de la flota.

Tras aplicar los tiempos compensados la embarcación Maverta de José Ballester y Andrés Manresa se hacía con el primer puesto de la clasificación. Un tiempo de 28 horas y 59 minutos les alzaba ganadores de esta 32 edición. Los regatistas del Club Náutico de Torrevieja además se proclamaban campeones autonómicos de la modalidad de cruceros a2.

Por tercer año consecutivo las 200 millas a2 volvieron a entregar el Trofeo por Clubs, un galardón que premia al club cuyo equipo obtenga los mejores resultados. Este año el trofeo se ha quedado en casa, el ganador ha sido el Club Náutico de Altea gracias a las embarcaciones Timoteo, Guaguanco II y Limbo II.

La embarcación que conseguía recorrer las 200 millas que separan Altea de Ibiza en menor tiempo y que por lo tanto recogía el premio al ganador en tiempo real fue la embarcación Alzira de Agustín Gregori y Abelardo Graullera del Club Náutico de Moraira, con una marca de 28 horas y 5 minutos.

Rafael Chirivella, en representación de la FVCV, entregaba las medallas del campeonato autonómico al tercer clasificado; el Aurora de Javier Lledó y Jesús del Toro del RCN Calpe, y a los subcampeones; el Timoteo, de Rodrigo Alvarez Such y Florian Kreis del CN Altea. Ambos recibían dos lingotes de un cuarto de kilo y medio kilo de plata respectivamente.

 

Déjanos tus Comentarios