miércoles, 23 - Oct - 2019
Inicio / Competición Crucero / Maxi Rolex Cup, 30 años en plena forma

Maxi Rolex Cup, 30 años en plena forma

La Maxi Yacht Rolex Cup celebró su trigésima edición reafirmando su reputación como cita imprescindible en el calendario internacional de regatas de grandes esloras.

 

La costa de Porto Cervo brindó condiciones excepcionales durante los cinco días de competición, exigiendo concentración, habilidad y marinería al medio centenar de tripulaciones que se enfrentaron por el título. Hasta 65 tripulantes españoles participaron distribuidos en 17 barcos, incluyendo cuatro de los ocho ganadores y el Pelotari Project de Andrés Varela, único de pabellón español. Cuatro equipos defendieron título con éxito y en cuatro clases el ganador se resolvió en el desempate. 

Una imponente flota de 53 barcos entre 60 y 140 pies (de 18,3 a 42,7 metros) distribuidos en ocho clases se reunió en el Yacht Club Costa Smeralda (YCCS) para competir por la 30ª Maxi Yacht Rolex Cup (1-7 de septiembre). La emoción fue máxima por las condiciones y la igualdad entre los aspirantes al título, como demuestra una apretada clasificación que se cerró con empates en cuatro clases. Repitieron victoria cuatro campeones de 2018: Velsheda (Supermaxi), Supernikka (Mini Maxi Racer 2), Lyra (Wally) y H2O (Mini Maxi Cruiser/Racer). Les acompañaron en lo más alto del podio Highland Fling XI (Maxi Racer), Nefertiti (Maxi Racer/ Cruiser), Cannonball (Mini Maxi Racer 1) y Flow (Mini Maxi Racer/Cruiser).

Conformar este listado de campeones requirió cinco días de competición en exigentes condiciones de viento y mar en la Costa Esmeralda de Cerdeña, considerada una referencia para la navegación de grandes esloras. Cada jornada fue diferente, destacando la cuarta, en la que un duro mistral con intensidades por encima de los 30 nudos puso a prueba la habilidad de los armadores, la profesionalidad de las tripulaciones y la puesta a punta de los barcos. Organizada por el YCCS y la International Maxi Association (IMA), la regata forma parte del dossier Rolex desde 1985.

Una historia basada en el compromiso y la excelencia

La primera Maxi Yacht Rolex Cup se celebró en 1980. Bienal hasta 1998 y anual desde aquella décima edición, ha ido creciendo al ritmo de la evolución del diseño naval. “La Maxi Yacht Rolex Cup es un icono de la competición a vela reconocido en todo el mundo, y exige una organización del más alto nivel”, explica Riccardo Bonadeo, comodoro del YCCS y ganador en dos ocasiones (1995 y 2000). “Desde sus inicios hemos contado con el apoyo de Rolex, que más que un patrocinador es para nosotros un socio”.

En su condición de embajador Rolex, Paul Cayard asistía en esta ocasión para conmemorar la trigésima edición de una regata que figura en su extenso palmarés de victorias. El estadounidense destaca la importancia del apoyo de marcas como la relojera suiza para garantizar el éxito de eventos del nivel de la Maxi Yacht Rolex Cup. “Lo más importante y valioso de la participación de Rolex en la vela es su longevidad, fundamentada en la profunda pasión y el compromiso asociados a este deporte. Rolex no sólo está presente aquí, en Porto Cervo con la Maxi Yacht Rolex Cup, sino también en Australia con la Rolex Sydney Hobart, en San Francisco con las Rolex Big Boat Series, en la Rolex Fastnet Race, en la Rolex Middle Sea Race y, ahora, también en SailGP. La marca ha mantenido una profunda relación con este deporte durante los últimos 60 años. Y eso es algo muy valioso”.

Máxima igualdad

Los resultados finales de cada clase estuvieron marcados por historias diferentes. La de Nefertiti en Maxi Racer/Cruiser fue un ejemplo de que nunca se debe tirar la toalla. Reservando su mejor rendimiento para la última manga, el Swan 90 liderado por el argentino Juan Ball aprovechó la retirada del Vera de su compatriota Miguel Galuccio por rotura de timón y el tropiezo del potente Allsmoke para saltar de la tercera a la primera posición y resolver a su favor un empate final que demuestra la igualdad vivida en esta competida clase. “Hemos tenido mucha suerte”, reconocía Ball tras conseguir la victoria.“Se han alineado los planetas y conseguimos llevarnos el título, algo que parecía imposible tras comenzar el campeonato desde la quinta posición”. El barco argentino contó a bordo con los españoles Juanlu Páez, Óscar Ibáñez y Alejandro Echevarría.

En Mini Maxi Racer 1, la tripulación del Maxi 72 Cannonball conseguía una victoria basada en la consistencia y la veteranía. Entre los rivales del barco armado por Darío Ferrari (con táctica del campeón de America’s Cup Ed Baird) sorprendió el debutante Vesper de Jim Swartz (antiguo Momo), que amenazó el liderazgo del campeón hasta una última manga resuelta en un auténtico duelo de match-race entre ambos. A bordo del Cannonball compitieron el gallego Víctor Mariño y el canario David Vera.

En Mini Maxi Racer 2, el potente V62 Supernikka de Roberto Lacorte defendía corona y conseguía su cuarto título en la Maxi Yacht Rolex Cup, después de los conseguidos en 2018, 2017 y 2015.

También defendió título con éxito el vencedor 2018 de clase Mini Maxi Cruiser/Racer, el Vallicelli 80 H2O, que superaba en el desempate  al Swan 651 Lunz Am Meer de Marietta Strasoldo.

También se resolvió con desempate el título de Mini Maxi Racer/Cruiser. La victoria correspondió al Swan 601 Flow de Stephen Cucchiaro, que sumó los mismos puntos que el Fra’ Diavolo de Vincenzo Addessi.

Similar fue el desenlace de clase Maxi Racer. La victoria final correspondió al Reichel/Pugh 82 (25,2 metros) Highland Fling XI de Irvine Laidlaw, que terminó empatado a puntos con el potente 27 metros Rambler de George David, reciente ganador de la Rolex Fastnet Race.

En la batalla por el título de clase Wally, el Lyra de Terry Hui lograba defender corona pese a comenzar la semana desde la última posición provisional. El Wally 77.4, que navegó esta semana con táctica de Hamish Pepper y los españoles Miguel Jáuregui, Alberto Saiz, Francesc Terrasa y Pedro Más, fue de menos a más, firmando una tarjeta de 5-1-1-2-2-1-1 para llevarse el título con tres puntos de ventaja sobre el WallyCento Galateia de David M. Leuschen.

En Supermaxi, la retirada del J-Class Topaz por problemas mecánicos despejó el camino para que Velsheda repitiera su victoria de 2018. El bacelonés Willy Altadil formó parte de la tripulación del barco más antiguo de la flota, un J-Class original de 1933 y restaurado en 1997.

Savia española por toda la flota

Entre el medio centenar de participantes de esta edición, sólo uno lucía pabellón español: el V68 Pelotari Project, que debutaba en competición apenas tres meses después de su botadura y finalizó cuarto en clase Mini Maxi Racer 2. De sus 17 tripulantes, 16 eran españoles: el armador Andrés Varela, Domingo Manrique, José Luis “Chato” Domecq, Ángel Medina, Luis Doreste, Javier Banderas, Jonsi Seguí, Luis Irisarri, José Antonio Estebanez, Dario Briongos, Tiago Gonçalvez, Celeste Fabre, Miquel Clamor, Alfonso García, Juan Carlos García y Joseba Gastañaga.

Pero además de abarrotar el Pelotari Project, regatistas españoles compitieron a bordo de otros 16 barcos. Junto a los mencionados Mariño, Vera, Páez, Ibáñez, Echevarría, Jáuregui, Terrasa, Saiz, Más y Altadill, en Porto Cervo se pudo comprobar cómo el talento español se está haciendo un importante hueco entre la flota de Maxis. Incorporaron tripulantes españoles Alamea (Adrián Millón y María González), Allsmoke (Pachi Rivero y Jardi Carbot), Botta Dritta (Jaime Arbones), Essentia (Pol Oses, Ignasi Galián y Andrés Guerra), Far II Kind (Diego Fructuoso, Matías Bonet, Alfredo Mella, Mike Marqués y Francisco González), Galateia (Pablo Arrarte), J One (Juan Fullana, Federico Armeñanzas y Marta Vidal), Lunz Am Meer (Nacho Ignasi), Magic Carpet Cubed (Antonio ‘Ñeti’ Cuervas-Mons, Carlos Robayna, Juan Meseguer y Carlos ‘Puro’ Ruigómez), Six Jaguar (Iñaki Castaller, Matías Picornell, Carlos Rodríguez, Simbad Quiroga, Juan Pedro Giménez, Felipe Ruíz, Ignacio Benthem, Carlos M. Ibarra, Javier Moner, Mario Arias, Jordi Ponjoan, Oriol Codina, Francisco Chirquichaga y Alberto Mir), Topaz (Nacho Postigo) y Varsovie (Lucas Lluch y Francisco Budalles). Pablo Torrado, Javier Campos, Víctor Elizalde y Gabriel de Llano, miembros del equipo de tierra del Cannonball, muestran cómo los españoles son igualmente valorados en otras áreas del universo Maxi.

La entrega de premios celebrada en la Piazza Azzurra del YCCS destiló camaradería, deportividad y fair play, valores que definen la Maxi Yacht Rolex Cup y que han permanecido inalterables a lo largo de 30 ediciones imprescindibles para entender los últimos 40 años de historia de la vela de competición de grandes esloras.

Déjanos tus Comentarios