sábado, 24 - Oct - 2020
Inicio / Competición Crucero / North Sails, el motor del Idec Sport en la Jules Verne

North Sails, el motor del Idec Sport en la Jules Verne

Las velas North Sails han sido sin duda una de las piezas claves a bordo del Idec Sport para rebajar en casi 5 días el récord del Jules Verne Trophy.

Un trimarán de 31,5 m, seis tripulantes, la meteo perfecta y un juego de velas capaz de aguantar una vuelta al mundo a pleno rendimiento, estas son sin duda algunas de las claves más relevantes en la consecución del récord de vuelta al mundo de Francis Joyon: 40 días, 23 horas, 30 minutos y 30 segundos.

Francis Joyon contó una reducida tripulación formada por seis expertos oceánicos de su máxima confianza: Bernard Stamm, Sébastien Audigane, Clément Surtel, Gwénolé Gahinet y el español Alex Pella. “Esto ha sido una surfeada planetaria increíble”, confesaba esta mañana el barcelonés. “Nadie, ni nosotros mismos pensamos que podríamos hacer este tiempazo”.

North Sails, elección segura

Francis Joyon y su equipo contaron con la colaboración del experto de North Sails Quentin Ponroy.

Entre el inventario elegido para asaltar la vuelta al mundo se alternaron velas nuevas con otras estrenadas con anterioridad. Dos de ellas, la mayor y el gennaker, fueron construidas en 2016.

La mayor es una North Sails 3Di Endurance, caracterizada por su compromiso entre durabilidad y prestaciones.

El gennaker es 3Di Force, una nueva aplicación de la tecnología 3Di específica para velas de vientos portantes.

Tanto el J3 como el J1 fueron fabricados en 2015, y utilizados por el Idec en su intento de la Jules Verne de aquel año, por lo que se trata de una vela que ya ha completado dos circunnavegaciones completas.

El J2, la vela más veterana a bordo, fue fabricada en 2014 para el Banque Populaire V, y acumula dos vueltas al mundo en formato Jules Verne, más una Route du Rhum (de Saint-Maló a Guadalupe) y el regreso transatlántico a Francia.

Preguntado sobre qué vela del inventario del IDEC es su favorita, Joyon responde: “Sin duda la mayor, que es el motor principal del barco, y que es utilizada el cien por cien del tiempo, incluyendo un 95 por cien desplegada a tope de palo. Después está el J1 que Quentin diseñó para nosotros el año pasado. Esta vela completa perfectamente el inventario del barco”.

“El J1 es utilizado en viento duro de popa como un pequeño gennaker, pero también como vela de ceñida en brisas más ligeras”, explica Quentin Ponroy. “Los trimaranes de última generación son muy grandes, y sus velas son difíciles de maniobrar, así que para minimizar cambios, el J1 puede ser utilizado también como un pequeño gennaker”.

Actualmente, North Sails está fabricando un nuevo J1 para el equipo de cara a The Bridge, una nueva regata transatlántica que se celebrará en junio, con salida desde St Nazaire (Francia) y llegada en Nueva York (Estados Unidos).

 

Déjanos tus Comentarios