miércoles, 24 - Jul - 2019
Inicio / Competición Crucero / Panerai Transat Classique 2015: arranque en Lanzarote

Panerai Transat Classique 2015: arranque en Lanzarote

Panerai Transat Classique 2015

c James Mitchell / Adventuress / Panerai Transat Classique

Con una salida espectacular, el pasado 7 de enero los participantes iniciaron la Panerai Transat Classique 2015, con un recorrido de 2.800 millas hasta Fort-de-France

Pese a la longitud del recorrido, casi 3.000 millas náuticas, las embarcaciones que disputan la Panerai Transat Classique 2015 hicieron que cruzar la línea en cuanto se dio el pistoletazo de salida fuese una cuestión de honor. A las 14:11 GMT (las 10:11 en La Martinica) del 7 de enero, con 15 nudos de viento y un sol radiante, el Adventuress cruzó la línea cerca de la embarcación del Comité mientras el Corto y el Argyll peleaban en el otro extremo.

El Vagabundo II probó suerte en el centro virando por babor, pero tuvo que rendirse ante el Corto. En cuanto al Gweneven, decidió ceñirse a la costa. Los pesos pesados, como los Altair, Amazon, The Blue Peter y Faïaoahé, parecieron contentarse con permanecer en un segundo plano por el momento, probablemente confiando en que su fuerza marcaría la diferencia, mientras que el Desiderata se quedaba algo rezagado.

Sin embargo, la delantera hacia la boya de “offset” la tomaron las pequeñas embarcaciones, con una capacidad de maniobra superior que les permitió aventajar a sus contrincantes más imponentes. Los Corto, Gweneven y Argyll doblaron la boya justo delante del Amazon y largaron sus kites en un instante. A la derecha y separadas del pelotón, las grandes goletas diseñadas por William Fife se enzarzaron en un duelo en el que el Altair se rindió gradualmente ante el Adventuress. Un momento memorable.

El Argyll gana el Trofeo Lanzarote

La carrera hacia la boya, que determinaría el ganador del Trofeo Lanzarote, permitió al Altair recuperarse y, gracias a la fuerza de su inmenso plano vélico (365 metros cuadrados por el través), adelantó rápidamente al Faïaoahé, Gweneven y el The Blue Peter. Fue un esfuerzo espléndido, pero no lo suficiente como para compensar el tiempo perdido y, tras una magnífica batalla, el Argyll se alzó con el Trofeo Lanzarote.

Déjanos tus Comentarios