miércoles, 19 - Dic - 2018
Inicio / Competición Crucero / “Xabi es un motor diésel; ni se acelera, ni se para”, Pedro Campos, MAPFRE

“Xabi es un motor diésel; ni se acelera, ni se para”, Pedro Campos, MAPFRE

Pedro Campos es el director general de MAPFRE en la Volvo Ocean Race, además de armador de cinco barcos que han competido en las cuatro últimas ediciones de esta vuelta al mundo a vela. Campos sueña con llevar a España a lo más alto de la Volvo Ocean Race

¿Cómo ha evolucionado la Volvo Ocean Race desde aquel primer proyecto suyo en 2005?

El gran cambio ha sido el paso a monotipos. Es un concepto totalmente diferente. Por un lado ahorra costes de forma clara y por otro no permite una evolución del equipo en el área tecnológica, lo que era un atractivo. Pero sobre todo, el hecho de ser los barcos exactamente iguales convierte a la regata en algo muy apretado y reñido en la que todos tienen opciones. En la última edición, si no me equivoco, todos los barcos ganaron alguna etapa.

Como armador es uno de los más expertos, ya no de la Volvo Ocean Race actual sino de toda la historia de la regata. No sabemos si habrá algún armador que haya tenido cinco proyectos seguidos en la competición…

No sé si es bueno o malo (risas), pero creo que no. Empezamos en Galicia y salió bien, y luego repetimos en Alicante y salió de nuevo bien. La última edición fue muy complicada porque llegamos justos de tiempo y fue el gran cambio en la fórmula con los monotipos, pero aquí estamos otra vez gracias a los patrocinadores, en este caso a MAPFRE, y anteriormente Telefónica. Creo que de cada vuelta se aprende. Hubo una edición, la de 2008-09, que fuimos el país con más tripulantes en toda la flota, algo inaudito porque cinco o seis años antes prácticamente no existíamos. Vamos a ver si la experiencia se traduce en resultados.

¿Qué nos puede contar del MAPFRE?

Esta vez hemos podido empezar con más tiempo gracias a la decisión previa del patrocinador. En general las autoridades han ayudado a que todo sea más ágil y eso se agradece, así que tenemos gente con muchísima experiencia. Prácticamente todos, aunque alguno todavía no está decidido cien por cien, han hecho la vuelta al mundo, la mayoría en este barco o en este tipo de barco. Ése es un lujo que tenemos: el saber tanto del barco antes de empezar y encima tenemos más tiempo, así que la suma de todo nos hace estar ilusionados por ver si ya toca esta vez tener un gran resultado.

¿Cómo definiría a Xabi como referente deportivo en el barco y como patrón?

Es un motor diésel: ni se acelera ni se para (risas). Xabi es un valor tremendo, es una persona que te garantiza un nivel mínimo muy alto. Tiene esa capacidad que hay que tener para ganar la vuelta al mundo, que es una maratón o una carrera de fondo.

De la anterior edición a ésta hay varias novedades. Una de las nuevas reglas más comentadas es la que fomenta la presencia de mujeres en la configuración de las tripulaciones ¿cómo la valora?

Es una incógnita para todo el mundo. La convivencia en la ‘Volvo’ es durísima, las condiciones son las que son, hay muy poco espacio y mucho cansancio… Es un reto para todos. Lo que sí tenemos son buenas candidatas y, cuando se hayan hecho las pruebas y podamos anunciar por fin quiénes se unen al equipo, podremos opinar más.

Otro de los grandes cambios afecta al recorrido. En la anterior edición se subió hasta Abu Dabi y este año ya no, por lo que hay muchas más millas en el Océano Sur, ¿qué le sugiere este cambio?

Siempre digo que cuando vas bien preparado a un campeonato lo que quieres es poca lotería, como le llamamos, porque sabes que si el viento es más o menos estable a la larga te vas a acabar imponiendo. En cambio, cuando vas poco preparado prefieres condiciones muy raras porque siempre puedes tener un golpe de fortuna. En ese sentido, con el equipo actual y la experiencia yo prefiero lo que hay ahora.

¿Qué cree que va a tener el MAPFRE esta edición que quizá le faltó en la anterior

Fundamentalmente más tiempo de preparación, lo cual conlleva también un presupuesto mayor porque más tiempo de preparación requiere más inversión en tripulación y en todo. Yo creo que ésa es la gran diferencia. Además, en nuestro caso, por primera vez vamos a correr con el mismo barco de la edición anterior. Tenemos un conocimiento profundo del barco después tantas miles de millas de regata. Pero bueno, Dongfeng también la tiene y no sabemos si los equipos que faltan por anunciarse van a traer tripulaciones con esa experiencia.

Más noticias sobre la Volvo Ocean Race 2017-18

Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.