jueves, 14 - Nov - 2019
Inicio / Vela Ligera / Primeros bordos de la flota 6mR

Primeros bordos de la flota 6mR

6mR_RCR Sanxenxo 160313

Las primeras unidades de la clase 6mR que ya se encuentran en Galicia –Ian, Galant, Caprice, Alí Baba y Aída– han celebrado durante este fin de semana su primer entrenamiento en el Real Club Náutico de Sanxenxo. En este primer encuentro participaron destacados regatistas del panorama nacional e internacional, como Pedro Campos, acompañados, todos ellos, por S.M. El Rey Don Juan Carlos.

Ya han llegado varios barcos y cinco de ellos han estado navegando este fin de semana” comentaba Pedro Campos, presidente del club pontevedrés, consciente de que por delante la flota todavía tiene mucho trabajo encima de la mesa y es que queda elaborar un reglamento que sirva como base para la creación de un circuito nacional cuya primera prueba se disputará el próximo mes de abril en el Real Club Náutico de Sanxenxo: “Ahora la idea que tenemos es tomar contacto con ellos para después decidir aspectos relevantes del circuito como el calendario, la organización, el numero de barcos que tendrá la flota… Ir avanzando en este sentido” apostillaba el cuntiense 15 veces campeón del mundo.

S.M. El Rey Don Juan Carlos ha podido probar diferentes unidades -como el “Ian” y el “Galant”- y tras estos entrenamientos ha compartido sus impresiones sobre la clase con regatistas de talla nacional e internacional como Pedro Campos, Alberto Viejo, Laureano Wizner, Ib Andersen o Mauricio Sánchez-Bella. Según Pedro Campos, el grado de implicación del monarca en este proyecto se debe a que “él quería volver a navegar después de la experiencia del pasado otoño y además este tipo de barcos, en el que vas sentado y sujeto, le favorece”.

Las tripulaciones que se han dado cita en el club pontevedrés durante el sábado y el domingo han podido disfrutar de unas condiciones meteorológicas perfectas para la navegación y los entrenamientos en la ría de Pontevedra han servido para poder disfrutar de una flota que, según Campos,  es “un lujo, un patrimonio cultural por el que ya se han interesado armadores tanto de dentro como de fuera de España. Cada  barco tiene su personalidad, su historia, su diseño, son diferentes; y es asombrosa la tecnología que ya tenían en esta época. Son verdaderas obras de arte”.

Déjanos tus Comentarios