domingo, 08 - Dic - 2019
Inicio / Puertos y Marinas / Renovadas las señales marítimas en la desembocadura del Guadalquivir

Renovadas las señales marítimas en la desembocadura del Guadalquivir

La Autoridad Portuaria de Sevilla y Almarin renuevan las señales marítimas en la desembocadura del Guadalquivir

Como continuidad del proyecto de renovación de la señalización marítima en la Broa de Sanlúcar, Almarin acaba de suministrar e instalar cuatro boyas en la desembocadura del Guadalquivir. Estas boyas forman parte de la gama Guia W, que se caracteriza por su castillete de acero inoxidable y flotador de elastómero. Además de estas cuatro boyas, Almarin ha instalado otra boya para la baliza denominada Caridad, situada a la altura de La Puebla del Río, cuya misión es marcar el límite de la canal de navegación en el tramo curvo próximo a esta localidad.

Este nuevo tipo de boyas no solo reduce al mínimo las tareas de mantenimiento, con el consiguiente ahorro en costes, sino que mejoran la visibilidad diurna, incrementan la seguridad del personal y se adaptan mejor a las particulares condiciones de corrientes y oleaje, que en ocasiones son muy duras en la desembocadura del Guadalquivir, entre Sanlúcar de Barrameda y Chipiona.

El nuevo modelo de boyas supone una mejora medioambiental, ya que no se producirán óxidos en las boyas, no será necesario pintarlas y la duración de las cadenas será mayor dado que se ha reducido considerablemente el peso de las boyas. También se mejora la seguridad marítima gracias al sincronismo de los nuevos proyectores con tecnología LED de alta potencia y a los sistemas AIS-AtoN que permiten al navegante conocer la posición de la boya en tiempo real.

Desde 2015 la Autoridad Portuaria de Sevilla está renovando la señalización marítima de la Broa de Sanlúcar, formada por veinte boyas en la desembocadura del río Guadalquivir, a través del reemplazo de boyas de acero por boyas de elastómero. Esto se ha llevado a cabo de acuerdo con las recomendaciones de la Asociación Internacional de Ayudas a la Navegación Marítima y Autoridades de Faros (IALA). Almarin, miembro industrial de la IALA desde 2008, fue la empresa encargada de realizar esta renovación por un total de dieciséis nuevas boyas de elastómero.

Además del faro de Chipiona, más de 130 luces formadas por boyas, balizas y enfilaciones ayudan al navegante en su camino desde la costa hasta el Puerto de Sevilla.

Déjanos tus Comentarios