domingo, 05 - Jul - 2020
Inicio / Competición Crucero / Singladures de la Costa Daurada: todo un éxito

Singladures de la Costa Daurada: todo un éxito

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las 23 Singladures de la Costa Daurada han sido todo un éxito. Desde el viernes 3 de abril y hasta el domingo 5, las 13 embarcaciones que han competido han disfrutado de la navegación pero también de una regata con un fuerte carácter social. El Raquero era el ganador en la clase RI, mientras que el Tumbau se llevaba la primera posición en ORC.

La regata comenzaba el viernes a las 12 del mediodía en Cambrils. Las 13 embarcaciones ponían rumbo al puerto de Tarragona con un viento muy variable, llegando a lo largo de la tarde a su destino. Allí los esperaban el presidente del Reial Club Nàutic de Tarragona y el director deportivo del mismo para servirlos sepia con albóndigas.

Después de hacer noche en Tarragona, el sábado la regata tenía la etapa más larga, 21 millas hasta l’Ametlla. Llegando a los 25 nudos de mistral, los participantes salían a las 11 e iban llegando a lo largo de la tarde, destacando que todos sufrieron una encalmada importante delante de la central de Vandellós.

Como curiosidad, el penúltimo y último de esta etapa tuvieron la suerte de ver delfines.

El domingo la jornada comenzaba a las 11 con un viento de noroeste de 20-25 nudos. Llegando a primera hora de la tarde, los participantes recuperaron fuerzas con un buen plato de “fideus rossos”, para a continuación disfrutar de la entrega de premios.

En la clase RI la tercera posición era para el Mestral II, del Club Nàutic Hospitalet-Vandellòs, de Xavier Peiró. Cabe destacar que esta es la única embarcación que ha hecho las 23 ediciones de las Singladures.

La segunda posición era para el Papaya, del Club Nàutic Cambrils, de Siscu Vives. El ganador era el Raquero, del Reial Club Nàutic de Tarragona, de Eugenio López-Chacarra, que llegaba primero en las tres etapas.

En cuanto a la clase ORC, el Sereniti, del Club Nàutic Cambrils, de Eric Montaner, quedaba tercero. El Vegas II, del Reial Club Marítim de Barcelona, ​​de Ramón Estrada, era segundo. El ganador era el Tumbau, del Club Nàutic Cambrils, de Quique Gascón.

Hay que decir que el estreno de la embarcación de la Escuela de Navegación del Club, el Ave Phoenix, hizo una muy buena actuación, haciendo una cuarta posición.

En definitiva, una regata de la que todos sus competidores, venidos de siete clubes diferentes, disfrutaron.

Déjanos tus Comentarios