domingo, 24 - Mar - 2019
Inicio / Competición Crucero / Sobresaliente para el español Petrouchka III en la Rolex Middle Sea Race

Sobresaliente para el español Petrouchka III en la Rolex Middle Sea Race

Durísima edición de la Rolex Middle Sea Race en la que de los 104 barcos que tomaron la salida en Malta, sólo 35 lograron completar el recorrido de 606 millas alrededor de Sicilia. Entre ellos el español Petrouchka III que logró la victoria en su clase.

La victoria absoluta correspondió al JPK 10.80 ruso Bogatyr de Igor Rytov, que con 10,84 metros de eslora era uno de los barcos más pequeños de esta edición. La victoria en tiempo real correspondió a uno de los más grandes: el 27 metros Rambler 88 de George David, que ganaba diez años después de su triple corona de 2007, cuando logró la victoria en tiempo real, la absoluta y establecer el récord vigente de 47 horas y 55 minutos. En reconocimiento a sus logros, Bogatyr y Rambler 88 recibieron sendos Rolex conmemorativos y se aseguraron un lugar en los libros de historia de la navegación oceánica.

Victoria absoluta para Rusia

Hasta 14 equipos rusos se reunieron en la línea de salida establecida en el magnífico Grand Harbour de La Valeta (Malta). Sólo Italia y Reino Unido contaron con representaciones más numerosas en esta edición. La victoria del Bogatyr es un reflejo del creciente interés por la regata entre los equipos rusos, que han ido consolidando año tras año su participación en la clásica de altura del Mediterráneo.

Segundo fue el Swan 53 sudafricano Music de James Blakemore, cuyo pesado desplazamiento encajó perfectamente con las duras condiciones, llegando a liderar la provisional el cuarto día de regata. El equipo de Igor Rytov superó a su rival en las últimas 200 millas del recorrido, mostrando un rendimiento extraordinario en la bajada por la costa oeste de Sicilia y rodeando las islas de Pantelleria y Lampedusa en ruta hacia Malta.

Triple victoria consecutiva en tiempo real

El maxi Rambler 88 del estadounidense George David comenzó la regata con la vitola de favorito a la victoria en tiempo real, algo que ya había conseguido en sus dos participaciones previas. Bastaba un vistazo a su tripulación para entender su intención por mantener su impecable palmarés, con nombres de la talla de Brad Butterworth o Dean Barker.

Ganador en tiempo real en la pasada Rolex Fastnet Race, Rambler 88 se enfrentaba a un buen número de rivales por cruzar la meta de Malta en primera posición. Pero en las primeras 24 horas de regata, el camino parecía despejarse para el maxi estadounidense: Proteus y Momo, los dos potentes Maxi 72, quedaban fuera de combate por problemas técnicos. Y aunque el 100 pies Leopard contaba con argumentos para incomodar al Rambler 88, nunca lograría hacerle sombra.

Aunque la previsión meteorológica sugería la posibilidad de establecer un nuevo récord del recorrido, Rambler 88 paró el crono en 57 horas, 48 minutos y 9 segundos, casi diez horas por detrás de la marca firmada por el equipo estadounidense en 2007.

Al encadenar tres victorias en tiempo real consecutivas en la Rolex Middle Sea Race, Rambler 88 iguala el récord de Benbow (1975-77) y Esimit Europa 2 (2010-2012).

Dos tercios de la flota retirados

La regata 2017 contó con dos fases bien diferentes. Por un lado, un lento y tedioso pasaje por la costa este de Sicilia, a través del estrecho de Messina y hacia el emblemático volcán activo de Estrómboli; por otro, un embravecido paso por la costa norte de Sicilia, la bajada hacia Lampedusa y el regreso a Malta. Todo un reto para las tripulaciones, que alternaron momentos de desesperante calma con otros de navegación radical.

Petrouchka III, el mejor español

Cuatro equipos españoles participaron en esta 38ª edición. El único que logró completar el recorrido y puntuar fue el Nautatec 40 Petrouchka III de Jaime Binimelis, que se proclamó campeón en categoría ORC 5, firmó un 14º absoluto y un cuarto en IRC 4. El Swan 56 Clem de Pedro Amengual fue descalificado tras cometer un error en la lectura del recorrido, y tanto el X-Yachts 562 Galbula de Pedro Gonzalo como el Farr Corel 45 Werewolf de John Horn tuvieron que retirarse.

La embarcación mallorquina invirtió 3 días y 17 horas en completar la regata, que tuvo dos partes perfectamente diferenciadas: “Los primeros días –cuenta Binimelis– hubo buen tiempo y la navegación fue tranquila, pero cerca de Stromboli el viento empezó a aumentar y rompimos los garruchos del grátil de la mayor, lo que nos obligó a arriar esta vela y a izar la mayor de capa”.

A partir de ahí, el viento no dio tregua al Petrouchka, que avanzaba rumbo al oeste de Sicilia empujado por rachas de más de 30 nudos y viendo cómo casi todos sus rivales se retiraban. Fueron 128 millas de una gran intensidad, “de una navegación difícil, con olas bastantes grandes”, pero sin que en ningún momento la tripulación de Jaime Binimelis tuviera “sensación de peligro”.

No es la primera vez que el Petrouchka III gana esta prueba. En 2011 consiguió el triunfo en ORC3 y el subcampeonato en la general compensada, todo un hito en la historia de la vela oceánica balear.

Déjanos tus Comentarios