viernes, 21 - Feb - 2020
Inicio / Competición Crucero / ¿Una bici para el Spindrift 2? Sí, sí, una bici

¿Una bici para el Spindrift 2? Sí, sí, una bici

¿Una bici en un barco? Puede parecer una locura pero se trata de una innovación técnica seria ideada para ayudar a Yann Guichard a la hora de maniobrar el maxi-trimarán Spindrift 2 en solitario durante la próxima Ruta del Ron.

Édouard Touchard, uno de los miembros del equipo de diseño de Spindrift inventó este ingenioso sistema cuando trabajó con Franck Cammas en la preparación de la Ruta del Ron 2010. Cammas, el patrón del Groupama 3, ganó la regata unos meses más tarde a bordo de su trimarán de 31,5 metros. En esta ocasión, la misión de Édouard fue la de adaptar su invento para funcionar en el Spindrift 2, que cuenta con casi 10 metros de eslora extra y mucho más trapo.

m2132_spindrift-250214-chantier-0171-copybj¿Se trata de una bicicleta auténtica? “Absolutamente, es una bicicleta normal fijada sobre la cubierta que opera los winches sobre el mismo principio que las columnas, aunque se emplea la fuerza superior de las piernas y no la de los brazos”, afirma Édouard, el ingeniero mecánico. “Yann puede invertir el sentido e incrementar su resistencia”. El taller de Lorient, el tiempo y el espacio invertidos para desarrollar la nueva bicicleta se parecen a las bambalinas del Tour de Francia.

Édouard coordina las operaciones junto con Florent Le Gal, que se encarga de los compuestos. “El cuadro de fibra de carbono se ha simplificado,” explica Florent. “El tubo superior se eliminaba para que Yann pudiera montarse rápidamente incluso con sus trajes de agua en condiciones de tormenta. Se ha prescindido de las ruedas, por lo que la bicicleta puede atornillarse a la bañera. El sillín, también de carbono, es un modelo de venta normal que se ha marinizado. Y, finalmente, el manillar se ha sustituido por el que emplean los ciclistas de triatlón, que permite adoptar una posición más cómoda con un mejor apoyo para la espalda”.

Para simplificar su funcionamiento y optimizar su uso, la mayor parte del trabajo se ha centrado en las relaciones de transmisión. “La bici cuenta con dos cadenas,” explica Édouard. “La primera trabaja con un cuadro que permite cambiar las marchas incluso cuando no se pedalea. En tierra, se puede aprovechar el movimiento de la bicicleta para cambiar el plato o el engranaje. A bordo, el sistema es fijo pero todavía hay que adaptar la relación de transmisión al esfuerzo requerido para una vela en concreto. El cuadro, conectado a un solo plato, reemplaza los piñones y permite cambiar las marchas mientras se pedalea. La segunda cadena aprovecha la fuerza de la inercia, que aporta eficiencia al movimiento. Será como ir en una bici de spinning en el gimnasio, pero en la Ruta del Ron la sesión puede que dure más de una semana”.

Déjanos tus Comentarios