jueves, 14 - Nov - 2019
Inicio / Competición Crucero / Vendée Globe 2016-17: ¡Pasajeros, al tren!

Vendée Globe 2016-17: ¡Pasajeros, al tren!

Vendée Globe 2016-17

Los líderes de la Vendée Globe 2016-17 continúan navegando a buen ritmo hacia el sur, tanto que podrían batir el récord de las 24 horas y el del Cabo de Buena Esperanza en los próximos días

La meteorología sigue favoreciendo a Alex Thomson y a la cabecera de la flota de la Vendée Globe 2016-17 en su descenso hacia el sur y el Cabo de Buena Esperanza. La entrada en acción de un sistema de bajas presiones les estaba brindando, esta mañana, unos vientos del NNW de 25 nudos y un mar relativamente en calma ideales que se prevé que se mantendrán durante tres días.

Con ello se presentan circunstancias idóneas como para que batan el récord de las 24 horas, establecido en 534,48 millas por François Gabart en 2012. Los aspirantes necesitarían navegar a una media de 23 nudos y recorrer unas 550 millas y Thomson está presentando ya sus credenciales. Se mantiene a este ritmo desde ayer por la noche y hoy por la mañana había subido la apuesta a los 25,3 nudos, por lo que si lo conserva tiene serias opciones de adjudicárselo.

Otro de los récords que está en peligro es el del Cabo de Buena Esperanza, en manos de Armel Le’Cleach y fijado en 22 días, 23 horas y 48 minutos. Si el ritmo actual se mantiene, se podría superar hasta en tres días

Pero esto no es lo único que ha conseguido el británico estas últimas horas y es que también ha conseguido ampliar su ventaja. Ésta asciende a 130 millas sobre el segundo, Armel Le’Cleach (Banque Populaire VIII), y a 148,7 sobre el tercero, Sébastien Josse (Edmond de Rotschild), ambos separados por unas 50 millas laterales. Vincent Riou (PRB) sigue perdiendo fuelle y observa cómo se le acerca el Safran de Morgan Lagravière, a unas 35 millas de distancia. El SMA de Paul Meilhat y Maitre CoQ de Jéremié Beyou cierran el primer grupo ya a 285,6 y 371 millas del líder, respectivamente.

Se espera que la cabecera de la flota empiece a alcanzar el Cabo de Buena Esperanza el próximo viernes 25 de noviembre a media tarde. Pero sólo ellos. Más a popa, la flota no ha podido subirse al tren y tras el sistema de baja presión les esperan vientos flojos de unos 12 nudos durante los siguientes días, provocados por una alta presión que se está desarrollando en torno a Cabo Frío.

Lidera este segundo grupo Yann Eliès (Quéginer – Leucemié Espoir), ya a 611 millas del Hugo Boss. A su popa, Jean-Pierre Dick (St. Michel – Virbac) ha avanzado a Jean Le Cam (Finiestère Mer Vent) y le aventaja ya en 100 millas.

Bertrand de Broc, hacia Fernando de Noronha

Tras una colisión en los alrededores de la costa portuguesa, las vibraciones a bordo del MACSF provocan un ruido insoportable. Desde hace varios días, Bertrand de Broc escucha un sonido ensordecedor. El origen de este ruido fue un golpe repentino navegando cerca de Portugal. Como los pantocazos y ruidos son muy frecuentes en una vuelta al mundo, Bertrand de Broc no le prestó especial atención al principio.

Pero el ruido ha aumentado hasta convertirse insoportable cuando el barco ha supera los 14 nudos de velocidad

Por lo tanto, Bertrand de Broc tomaba la decisión al final de ayer por la tarde de dirigirse a Fernando de Noronha para comprobar qué es lo que está sucediendo en el barco y cuál es el motivo del ruido. Marc Guillemot, jefe del equipo MACSF, está estudiando varias posibilidades para identificar la causa. Es necesario hacer un chequeo exhaustivo, en particular del casco, la quilla y los timones. Para ello, Bertrand planea fondear a sotavento de Fernando de Noronha, para poder bucear e inspeccionar el barco.

«A bordo de una IMOCA siempre hay mucho ruido y es parte la vida diaria. Hay ruidos que conocemos, que no nos preocupan, y otros son una advertencia de que sucede algo. Cuando estoy navegando no uso auriculares que minimizan el ruido, ya que quiero escucharlos bien y reconocerlos».

**********************************

Más noticias…

Déjanos tus Comentarios