lunes, 19 - Ago - 2019
Inicio / Competición Crucero / Récord y averías en la Vendée Globe

Récord y averías en la Vendée Globe

vendee-globe-161205-2

Cara y cruz de la navegación oceánica en la Vendée Globe que anota un espectacular récord y dos averías en su trigésima jornada de navegación.

vendee-globe-161205-3El día se estrenaba pletórico con un nuevo récord en esta rapidísima edición. Era el turno de Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII) que, a las 09:14 h (España), superaba la longitud del Cabo Leeuwin anotando un récord histórico de 28 d; 20 h; 12′

La marca de Le Cléac’h supera en 5 d; 14 h; 16′ el anterior récord de Gabart

Esta alegría se vería empañada cuando, a las 10:30, Sébastien Josse contactó con su equipo de tierra para informar que el Edmon de Rothchild había sufrido serios daños en el foil de babor.

A 600 millas al oeste de la longitud de Leeuwin, tras superar duras condiciones en las últimas 24 horas y sin que las previsiones apunten a mejor, patrón y equipo han decidido echar el freno y estudiar la forma de hacer frente a las condiciones y encontrar una solución técnica.

Para evitar mayores consecuencias, ya que el foil podía salirse de su caja y eso podría comprometer la integridad estructural del casco, Sébastien Josse trasluchó para cambiar de amura y continuar con el foil de estribor mientras intentaba llevar a cabo una reparación de fortuna. Según los partes más recientes podría encontrarse con vientos de 50 nudos y mar muy dura con olas de 10 metros. Desde las 14:00 hora española (13:00 UTC), el monocasco de 60 pies Edmond de Rothschild volvía a poner rumbo Sureste.

Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII) aumenta la ventaja sobre Alex Thomson (Hugo Boss), a más de 100 millas por su popa

vendee-globe-161205-1Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys), cerraba la mañana al anunciar daños en sus timones tras colisionar con un OFNI. Ha tomado la dicisión de dirigirse a Ciudad del Cabo, a 470 millas, para intentar reparar sin ayuda externa.

La flota de la Vendée Globe navega muy distanciada (más de 5.500 millas entre el primero y el último), mientras los navegantes se enfrentan a condiciones meteorológicas fuertes.

Hoy también se ha tenido noticia de que Conrad Colman (Foresight Natural Energy) sufrió un incendio a bordo de su IMOCA 60. Un susto que terminó bien. Kito de Pavant también tuvo lo suyo cuando su Bastide Otio pinchó violentamente en una ola, pasando de 25 nudos a 0 nudos… Una vez más, más miedo que daño.

Los 24 navegantes que siguen en regata están afectados por fuertes vientos y navegan en condiciones convencionales en los mares del sur, donde las borrascas se suceden y se mueven de oeste a este en la misma dirección que los barcos, lo que les permite navegar a favor del viento. Y todo ello a velocidades importantes. Los navegantes y sus máquinas aún tendrán que resistir mucho…

**********************************

Más noticias…

Déjanos tus Comentarios