domingo, 17 - Nov - 2019
Inicio / Competición Crucero / Vendée Globe: problemas de quilla en el SMA

Vendée Globe: problemas de quilla en el SMA

Ayer tarde, Paul Meilhat (SMA) contactaba con su equipo para informarle de un problema en su sistema hidráulico de la quilla.

El sistema ha perdido presión por una rotura de 40 cm del pistón hidráulico y esto ha dejado a la quilla pivotante a sotavento del barco. El joven patrón francés está intentando bloquear el sistema para intentar poner la quilla en el centro. Ha puesto rumbo Norte para poder efectuar las reparaciones.

Tras escuchar un ruido extraño el patrón del SMA fue a inspeccionar la caja de la quilla. De inmediato se dio cuenta de que el líquido hidráulico había anegado el compartimento. Primero creyó que se trataba de un tubo del circuito hidráulico roto, pero luego vio una rotura de 40 cm en el pistón hidráulico.

El SMA está actualmente en medio del océano Pacífico, 2.000 millas (3.704 km) al este de Nueva Zelanda

5 participantes agrupados en la longitud del cabo Leeuwin

Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut) dobló ayer por la mañana el cabo Leeuwin a las 9:00 horas y cuatro horas más tarde lo hacía el suizo Alan Roura (La Fabrique). Ambos lideran el grupo de cinco barcos que navegan en 200 millas. Luego fue el turno del irlandés Enda O’Coineen (Kilcullen Voyager Team Ireland) y del estadounidense Rich Wilson (Great American IV) y Eric Bellion (CommeUnSeulHomme).

Todos navegan actualmente con unas condiciones moderadas: viento del noroeste de 20 nudos y mar no muy gruesa, que les permite revisar el barco, comprobar desgastes y hacer reparaciones para afrontar el Pacífico Sur con más tranquilidad. Su próximo waypoint en sus GPS es Cabo de Hornos. “Increíble, casi no me lo creo. Seguramente serán las Navidades más bellas de mi vida, aunque eche de menos a mis seres queridos”, escribía Alan esta mañana.

Barco, trabajo, dormir

Aunque los días se sucedan, no son iguales en esta Vendée Globe. Los regatistas han tenido tiempo de pensar en ello. «Llegó el momento de bajar la vela, cambiar el carro roto y volver a izarla; me costó tres horas. Es un poco molesto, he trabajado bien, aunque he sufrido. Todavía tengo un winche para reparar y mi jornada laboral habrá sido intensa”, decía el francés Arnaud Boissières en videoconferencia esta tarde. Reparaciones de vela también para el húngaro Nandor Fa y Fabrice Amedeo, así como las consecuentes vías de agua para Jèremiè Beyou, cuya navegación no está siendo un camino de rosas. Detectó dos vías de agua (cajera del foil y ventilación de un tanque de lastre) y un desgarro importante en la baluma de su vela mayor: “Parece que en la Vendée Globe toque a un lío diario, no he hecho la cuenta pero llevo ya unos cuantos”, escribía en un mensaje el patrón del Maître CoQ.

7.000 millas de distancia (12.600 km) entre el líder y el último de la flota

Al patrón del Banque Populaire VIII, actual líder de la Vendée Globe, le queda un 33% del recorrido contra el 63% que resta al patrón del TechnoFirst-faceOcean. Sébastien Destremau, perjudicado por múltiples averías, debe escapar de una gran borrasca y así no puede avanzar en rumbo directo hacia el Este. Todo se acumula para los últimos que siguen luchando al norte de las Islas Kerguelen.

En cabeza vuelan hacia Cabo de Hornos. Armel Le Cléac’h debería doblarlo durante el viernes, día 23. Alex Thomson (Hugo Boss) le persigue a 502 millas, tras completar 443 millas en 24 horas contra las 449 del líder. Pero el record del día ha sido para Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac) que navega gas a fondo en su foiler. Con puntas superiores a 20 nudos, Dick casi rompe la barrera del sonido: 476 millas devoradas en 24 horas.

Más noticias

Déjanos tus Comentarios