martes, 21 - May - 2019
Inicio / Competición Crucero / Vendée Globe: Thomson vislumbra su última oportunidad

Vendée Globe: Thomson vislumbra su última oportunidad

Alex Thomson ha vaticinado que su última oportunidad de ganar la Vendée Globe está en una cuña anticiclónica cerca de la línea de llegada.

Ayer tarde, a unas 300 millas al oeste de Cabo Verde, Le Cléac’h, segundo en las dos últimas ediciones de la Vendée Globe, se ha ralentizado. Sus ocho nudos de velocidad contrastan con los 13 nudos del británico que ha recortado la diferencia entre ambos hasta las 216 millas.

Aunque ambos tienen todavía 2.000 millas por delante, Alex Thomson admitía que Armel es ahora el favorito. Pero ha prometido presionar a su rival todo el camino hasta el final de la vuelta al mundo en solitario.

“Si no hay ningún problema, Armel debería cruzar la alta antes que yo y, por tanto, ganará la regata. Se esta volviendo más y más difícil hacer un movimiento, pero me mantengo pragmático y optimista. Según los programas informáticos terminaría cinco horas después de él. Tendremos que esperar y ver qué pasa, nunca se sabe”.

Thomson ha dicho que espera dos días de vientos ligeros y luego dos de navegación rápida antes de encontrarse con la cuña anticiclónica. “Después de ese pozo con poco viento, necesito estar a una distancia máxima de 50 millas con respecto a Armel. Si al final de esta zona de viento ligero no lo consigo, mis posibilidades de adelantarlo son muy pocas”.

JP Dick, cuarto en regresar al Hemisferio Norte

El francés Jean-Pierre Dick ha sido el cuarto patrón en entrar en el Hemisferio Norte. Dick, que compite en su cuarta Vendée Globe, cruzó el paralelo 0º a las 11:33 hora española, 67 días y unas horas después de haber comenzado en Les Sables d’Olonne la vuelta al mundo en solitario. Después del paso por Cabo de Hornos del neozelandés Conrad Colman y el francés Eric Bellion, los próximos patrones en doblar este mítico punto para los navegantes serán los franceses Arnaud Boissières en La Mie Câline y el Newrest Matmut de Fabrice Amedeo.

Didac: “El camino hasta Hornos, como era de esperar, no será fácil…”

Hola,muchos días sin escribiros…Desde la reparación de la vela mayor encadeno 4-5 días a buen ritmo.El susto con esa vela me había dejado preocupado y con la idea de reservar las velas de proa reparadas para más adelante, pero el viento de los últimos días era idóneo para sacar la "MDTK" (triqueta de portantes o genaker pequeño), una vela que se usa con vientos portantes entre 25 y 35 nudos y que permite ir más rápido y navegar más caído que con el J2 (Solent). Me motivó ver que con ella podía alcanzar y mantenerme en un sistema meteorológico favorable y la izé, aún sabiendo que gastaba uno de los pocos días de vida que le quedan…También he usado la trinqueta reparada cuando el viento se cerraba (el ángulo) y arreciaba.Después de varios días ocupado solo en reparar, vuelvo -aunque con mucha cautela- a competir, jugando con diferentes velas y con la meteorología, y me anima ver que las reparaciones aguantan.Ahora nos atrapa una nueva borrasca, con vientos que podrían alcanzar los 40-50 nudos. El camino que queda hasta Hornos, como era de esperar, no será fácil…Hasta pronto!Didac——-Bonjour à tous, Cela fait plusieurs jours que je voulait vous écrire…Depuis la réparation de la grand-voile, j'ai enchainé 4-5 jours avec un bon rythme. La frayeur avec la grand-voile m'avait laissé inquiet et avec l'idée de préserver les voiles d'avant pour la suite, mais le vent de ces derniers jours était idéal pour sortir le MDTK (trinquette allures portantes ou petit gennaker), une voile qui s'utilise dans des vents portants entre 25 et 35 nœuds et qui permet d'aller plus vite et de naviguer avec un cap plus ouvert qu'avec le J2 (solent). Je savais qu'avec elle je pouvait reussir à rester dans un système météorologique favorable. Je l'ai donc hissée, même si je savais que ça l'userait encore plus alors qu'il ne lui reste plus longtemps…J'ai aussi utilisé la trinquette réparée quand l'angle de vent s'est resserré et que le vent a redoublé de force. Après plusieurs jours totalement occupé à réparer les voiles, je retourne -avec précaution-dans la compétition jouant avec les différentes voiles et la météo, et ça me fait plaisir de voir que les réparations tiennent. A présent, une nouvelle dépression nous rattrape, avec des vents pouvant atteindre 40 à 50 nœuds. Comme on pouvait s'y attendre, le chemin qu'il me reste à parcourir jusqu'au Cap Horn ne sera pas facile…A très vite ! Didac

Publié par Didac Costa – Vendée Globe 2016 sur mercredi 11 janvier 2017

Didac Costa se prepara para una nueva borrasca que traerá consigo vientos que, según el patrón catalán, podrían alcanzar los 40-50 nudos. “El camino que queda hasta Hornos, como era de esperar, no será fácil…”, ha señalado en su última comunicación a tierra.

A pesar de las dificultades que arrastra con las velas, el patrón del One Planet Once Ocean ha navegado con mucha inteligencia hasta el momento jugando con las posibilidades que le brindan la meteorología y las velas que posee y siguen vivas, encadenando ya cinco días a buen ritmo, como él mismo reconocía con la vela mayor ya reparada. “El susto con esa vela me había dejado preocupado y con la idea de reservar las velas de proa reparadas para más adelante”. Sin embargo las condiciones de los últimos días han sido las idóneas para utilizar el gennaker pequeño (MDTK). Me motivó ver que con ella podía alcanzar y mantenerme en un sistema meteorológico favorable y la icé, aún sabiendo que gastaba uno de los pocos días de vida que le quedan…”.

Después de varios días ocupado sólo en reparar, Costa vuelve al modo regata.

Didac se mantiene en la 15ª posición de la flota. De los 29 patrones que el pasado 6 de noviembre partieron para dar la vuelta al mundo solos sin escalas ni asistencia, 18 continúan en competición y 11 han tenido que retirarse.

La última previsión de llegada a Les Sables de los líderes de la Vendée Globe es el jueves, día 19 de enero.

Más noticias

Déjanos tus Comentarios