lunes, 19 - Abr - 2021
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: Brunel y Dongfeng lideran en la salida de la etapa 4, que será dura

Volvo Ocean Race: Brunel y Dongfeng lideran en la salida de la etapa 4, que será dura

Volvo Ocean Race etapa 4

Ainhoa Sanchez/Volvo Ocean Race

Brunel y Dongfeng han liderado la salida en Sanya (China) de la etapa 4 de la Volvo Ocean Race, en la que el equipo franco-chino ha demostrado su dominio de las condiciones locales en el recorrido en puerto. Les esperan más de tres semanas de navegación hasta Auckland (Nueva Zelanda), y posiblemente las peores condiciones de la vuelta al mundo hasta el momento. El MAPFRE busca podio, y remontar.

El pistoletazo de salida de la etapa 4 de la Volvo Ocean Race, que llevará a la flota de seis barcos desde Sanya (China) hasta Auckland (Nueva Zelanda), a través de 5.264 kilómetros por el Mar de China y el Océano Pacífico, sonaba a las 07:00 hora española (06:00 GMT), 14:00 hora local en Sanya. Antes de poner rumbo al océano, los barcos han completado un circuito de dos tramos de 1,2 millas cada uno, más un tercero de 15 millas aproximadamente hasta la estatua de Buddha -la más grande del mundo, y uno de los atractivos turísticos de la zona-. Allí se situaba la boya que marcaba el comienzo de la aventura oceánica propiamente dicha.

El barco holandés Team Brunel, en el que milita el cántabro Pablo Arrarte, ha sido el primero en dejar la Bahía de Sanya, seguido muy de cerca por Dongfeng Race Team, mientras que Team Alvimedica era tercero. Abu Dhabi Ocean Racing, Team SCA y MAPFRE han cerrado la flota.

Pero el auténtico protagonista en el recorrido inicial en puerto ha sido Dongfeng Race Team, dando muestra -una vez más- de su gran conocimiento local, y de una maquinaria muy bien engrasada. Dominaron al llegar a Sanya, mientras estuvieron allí, y lo han hecho también al marcharse.

Los partes indican que los próximos 4 días serán de los más duros vividos en esta Volvo Ocean Race hasta el momento, y se esperaban también veinte nudos largos para la salida de hoy. Pero éstos se han quedado en previsión: la prueba ha dado comienzo con 9 nudos del 145º, y con una gran salida del MAPFRE de Xabi Fernández, que lo patronea en lugar de Iker Martínez, ausente por compromisos olímpicos, seguido por Team SCA, con Carolijn Brouwer al timón. En el barco español se estrena Willy Altadill, hijo del conocido vueltamundista español Guillermo Altadill, que sustituye al francés Anthony Marchand, baja por un problema dental.

Dongfeng Race Team ha comenzado siendo uno de los barcos más retrasados, a la derecha del campo de regatas, pero pronto se ha comprobado que esto no era fruto del azar. Ésa era la zona más beneficiada en términos de viento, mucho más racheado junto a la costa, y la que les ha permitido colocarse primeros en el segundo tramo. No sólo Eolo, sino también algunos errores de sus rivales han ayudado a consolidar esa posición: tanto Team SCA como Abu Dhabi Ocean Racing han tenido problemas en las maniobras con sus spinnakers, lo que les ha relegado al vagón de cola. En el equipo de Caudrelier se estrena como navegante Erwan Israël, que reemplaza a Pascal Bidegorry por esta etapa. «Lo conozco desde hace muchos años, fue navegante de reemplazo de Groupama en la Volvo Ocean Race 2011-12, así que tengo plena confianza en él«, explicaba el patrón francés.

La tripulación de Ian Walker, por cierto, ha sufrido un sobresalto esta mañana al comprobar que el emiratí Adil Khalid no se encontraba en condiciones de navegar a causa de un virus estomacal. El reserva inglés Alex Higby (GBR), también velista del equipo, como lo fuera con Emirates Team New Zealand en la pasada America’s Cup, ocupará su posición.

Tras cubrir los dos tramos iniciales, la flota ha puesto rumbo hacia el imponente Buddha del templo de Nanshan, la más grande representación del sabio asiático del mundo, y la cuarta estatua más grande del planeta, de 108 metros de altura.

Durante este último tramo Team Brunel ha escalado posiciones hasta colocarse junto a Dongfeng Race Team, e incluso sacarle algo de ventaja. Veremos si holandeses y franco-chinos consiguen mantener sus posiciones durante los entre 22 y 25 días que quedan hasta Auckland, Nueva Zelanda.

En cuatro jornadas aproximadamente llegarán al Estrecho de Luzón, donde Xabi Fernández ha vivido las peores condiciones de una vuelta al mundo. «Los primeros tres o cuatro días serán de ceñida dura, con viento de entre 20 y 30 nudos, tampoco demasiado, pero sí duro y sobre todo con bastante ola. Será la primera vez que pongamos un poco el barco a prueba también y espero que vaya todo bien«, explicaba el doble medallista olímpico vasco poco antes de salir. «Cada etapa vamos mejor pero espero que esta vez mejore más y llegue el podio, que es lo que estamos persiguiendo y haremos todo lo posible«, añadía antes de subir a bordo.

Déjanos tus Comentarios