martes, 27 - Jul - 2021
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: el Mapfre al norte de los Rugientes

Volvo Ocean Race: el Mapfre al norte de los Rugientes

Volvo Ocean Race_Mapfre_Vuelta al mundo a vela

Tras casi 4.250 de etapa recorridas de la primera etapa de la Volvo Ocean Race, el Mapfre navega al Norte de los 40 Rugientes con unos 21 nudos de viento, a 17 de velocidad y en la sexta plaza.

Los nuevos partes meteorológicos muestran muchas complicaciones hasta Ciudad del Cabo – a 2.242 millas del barco español- debido al anticiclón situado al Suroeste del continente africano por lo que “hay una posible situación en la que puedan recuperar”, apunta Eduardo Valderas, especialista en meteorología oceánica y miembro del equipo de tierra español.

El jefe de guardia Michel Desjoyeaux describía pasado el mediodía la situación a bordo: “Es de día, pero hay mucha niebla y humedad en el aire. Lo bueno es que el sol no está tan lejos todavía y a veces se cuela entre la niebla y lo notas. La noche ya es otra cosa ya… La previsión de ‘meteo’ cambió y tuvimos que continuar siguiendo al sur del anticiclón de Santa Helena así que de momento aún no estamos con los vientos fuertes del Sur, quizás después de las puertas de hielo…”.
 
“Ahora sólo tenemos entre 20 y 24 nudos de viento”, añadía. “A estas velocidades y con viento de popa el barco es fácil de así que no tenemos mucha agua batiéndonos en la cara y además vemos las olas venir. En parte de la noche, la luna llena es suficiente para ver la ola frente al barco también. En cualquier caso, es bueno ir rápido a Ciudad del Cabo”.

El resto de la flota de esta Volvo Ocean Race 2014-2015, más al Sur que los de Iker Martínez –a excepción de las chicas del SCA-, está ya en Los 40 Rugientes.

“Estimamos que tenemos por delante unos seis días más de regata. Serán seis días en los que esta tripulación no va a dar respiro a los de adelante”, escribía el reportero del Mapfre Fran Vignale.

Las últimas previsiones desde el Mapfre apuntan por tanto que podría llegar a Ciudad del Cabo en torno al seis de noviembre.

Recuento de provisiones y segunda capa de ropa
Navegando en la Latitud 36,55 º Sur, el frío comienza a hacer mella. La temperatura del agua ha bajado ya hasta los 15º C frente a los 26º C de hace sólo cuatro días. Como consecuencia, a bordo del Mapfre ya no queda ningún valiente con zapatillas de navegar. “Yo me puse ayer las botas porque el agua está a unos 15 grados ahora, ¡y seguirá bajando conforme bajemos al Sur!”, apuntaba Michel Desjoyeaux.

También he sumado una segunda capa polar debajo del traje de aguas y para dormir ya hay que meterse en el saco porque fuera hace demasiado frío. En breve creo que añadiré otra capa interna superior. Cuando estás conduciendo o en pedestal dándole al grinder no lo notas pero si vas trimando, que estás parado, te coge el frío”, señalaba el francés.

Por otro lado, no hay preocupación a bordo del barco español con respecto al “stock” de comida, como afirmaba Vignale: “De lo único que estamos un poco cortos es de gas, como comentaba el otro día, ya que al estar el agua más fría ahora el consumo de gas es más grande, de ahí que hace días decidiésemos parar de tomar café para guardar un poquito de gas y así poder tomar los cafés y sopas ahora que el tiempo es más frío”, ha recordado.

Y terminaba el argentino con unas palabras del patrón Iker Martínez: “Si pudiésemos volver a Fernando de Noronha con la comida que tenemos ahora o terminar la etapa con hambre y más adelante, la terminaríamos con hambre con tal de alcanzar al grupo de cabeza”.

Déjanos tus Comentarios