viernes, 23 - Oct - 2020
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: Mapfre arranca fuerte

Volvo Ocean Race: Mapfre arranca fuerte

El MAPFRE ha liderado la salida de la etapa 7 de la Volvo Ocean Race, que devuelve a la flota a Europa tras haber atravesado el Atlántico, el Índico, el Pacífico y el océano Antártico. Como estaba previsto, comenzó anoche a las 20:00 hora española, con 8 nudos de viento, y miles de aficionados despidiendo a los seis equipos en Newport, USA.

El día lucía apacible, tranquilo, con cielo despejado, viento suave de entre 8 y 10 nudos, y poco oleaje. Pero esto no fue óbice para que la salida de esta séptima etapa de la Volvo Ocean Race fuera una de las más emocionantes y reñidas hasta el momento, con constantes cruces al límite, y viradas simultáneas -como la de MAPFRE y Dongfeng Race Team- que asemejaban un auténtico baile de gigantes en el agua.

Es probable que hayan bailado, también, los fans del barco español que, tras ganar la regata corta o In-Port race previa a la salida de la etapa, han visto como Iker y los suyos abandonaban en primer lugar las aguas de Newport (USA), seguido muy de cerca por Dongfeng Race Team, para poner rumbo hacia Lisboa (Portugal). Como al resto de la flota, al barco español, quinto en la general, empatado a 24 puntos con el cuarto clasificado Team Alvimedica, y a sólo tres del tercero, Team Brunel, le esperan 2.800 millas de travesía transatlántica. Encontrarán todo tipo de condiciones, pero de momento los vientos suaves les acompañarán durante las primeras 24 horas.

«Como en todas las etapas, las primeras 24 horas siempre son agotadoras. Primero hay que hacer el recorrido costero -que va a ser largo- y una vez que dejemos atrás Newport tendremos una transición de viento, con lo cual va a ser una gran pelea«, explicaba el patrón del MAPFRE Iker Martínez, que vuelve a ponerse al timón del equipo tras ausentarse en la etapa 6 por compromisos pre-olímpicos. El vasco detallaba que «como ya hemos visto, las diferencias al final son mínimas y esto puede ser una costera larga de diez días, así que hay que darlo todo desde el principio. Supongo que todo el mundo va a ser tan agresivo como en la regata costera. El segundo día estarás muerto y luego ya hay que coger un poco de ritmo«.

La que ha empezado es una etapa más corta que las anteriores pero particularmente táctica y difícil, aunque sea terreno por todos conocido, y la ‘entrada’ en las aguas del Atlántico Norte vaya a ser suave. Aun así, les acompañará la bruma, lo que obligará a todos los tripulantes a estar especialmente atentos.

«Creo que es una etapa bastante más táctica que la anterior, pero aun así la flota también va a estar muy, muy pegada porque los barcos son muy parecidos. No obstante, la clave será la primera compresión dentro de dos días y luego habrá dos o tres días de velocidad pura y dura en los que se verá qué barco es más rápido«, explicaba el proa de MAPFRE Antonio ‘Ñeti’ Cuervas-Mons. «Luego habrá otra zona en el anticiclón de las Azores a la que llamamos ‘la goma elástica’, y quien salga de ahí primero muy mal lo tiene que hacer para no ganar la etapa«, detallaba.

El objetivo del MAPFRE es colorcarse tercero en la general, que lidera Abu Dhabi, y en la que Dongfeng es segundo. Para ello tendrán que desplazar al Brunel del cántabro Pablo Arrarte. «Estamos bastante cerca del podio, que es ahora nuestro objetivo. Intentaremos pelear con Brunel por esta etapa y asaltar de una vez por todas esa tercera posición. Hay que estar también a la espera de que Dongfeng pueda tener algún problema más, pero en principio la realidad es que Abu Dhabi y Dongfeng están un pasito por delante, y hay que pelear por ese podio que sería un muy buen resultado«, explicaba Xabi Fernández a punto de subir a su Volvo Ocean 65.

Volver a Europa, «a casa» como decía el propio Cuervas-Mons, puede hacer que los barcos empujen aún más. Es lo que afirmaba, al menos, el patrón  del Abu Dhabi Ocean Racing Ian Walker antes de salir. Aun así, el barco de bandera emiratí, en el que navega el gallego y experimentado Roberto ‘Chuny’ Bermúdez, no ha comenzado la etapa 7 con buen pie: ha montado la boya que marcaba el comienzo del recorrido oceánico, tras un circuito corto junto a la costa, en la retaguardia. Mejor lo han hecho las chicas del Team SCA, que han sido terceras. «Ésta puede ser nuestra etapa«, afirmaba convencida su patrona, la inglesa Sam Davies, poco antes de salir.

Las ganas de empujar aumentan, también, dado que sólo quedan tres etapas, y son cada vez más cortas. Pero de momento sólo piensan en atacar las 2.800 millas que quedan por delante.

Déjanos tus Comentarios