sábado, 28 - Mar - 2020
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: Mapfre recupera posiciones

Volvo Ocean Race: Mapfre recupera posiciones

Volvo Ocean Race_Mapfre

En el parte de las 11:00 el Mapfre se coloca como el barco más rápido de la flota de la Volvo Ocean Race y asciende hasta la cuarta posición tras superar al Alvimedica.

Cuando se cumple la primera semana de navegación rumbo a Sanya (China), el Mapfre comienza a recuperar posiciones. A las 11:00 hora española el equipo liderado por Xabi Fernández se coloca cuarto tras superar al Alvimedica según confirma el último parte de posiciones. Pero no todo está dicho en el Índico Norte, donde los pozos de viento están convirtiendo el Mar Arábigo en un verdadero campo de minas.

Las últimas 24 horas no han sido fáciles para nadie. “El mar está en calma y la verdad es que nunca nos han tocado tantos días de calma seguidos; sin olas, con poco viento y calor. El viento ayer estuvo entre los ocho y los 12 nudos, con alguna que otra racha perdida por ahí” comentaba Francisco Vignale en su reporte diario. Toda la flota está sufriendo esta situación, y la pelea se centra en navegar un nudo más rápido que el resto, por lo que el ritmo es extenuante. El Mapfre parece haberle cogido el truco a la complicada situación y a las 11:00 hora española firmaba los mejores registros al navegar a casi 10 nudos de velocidad con vientos de nueve nudos del Norte.

El equipo español mantiene un día más rumbo Sureste, al igual que el resto de la flota, y en su punto de mira está la isla de Sri Lanka, tal y como afirmaba Vignale: “Los días pasan bien, el sol brilla y el mar está en calma. Mientras tanto, seguimos ganando millas al Sureste para dejar Sri Lanka a babor y dirigirnos al estrecho de Malaca”.

El Dongfeng mantiene un día más el liderato seguido del Brunel, ahora a 4,7 millas. La tercera posición es para el Abu Dhabi.

Mucho calor y poco aceite
Rumbo Sureste y en la latitud 11º Norte el calor comienza a hacerse notar en el Mapfre, algo que según Fran Vignale no gusta a nadie: “El clima de Abu Dabi, Omán e Irán era perfecto día y noche, sólo generabas transpiración con el movimiento y realmente se complica cuando, ya sin moverse, uno transpira todo el día”. La situación es tal que, según el reportero a bordo, “por la noche te levantas como con una capa de agua por todo el cuerpo y lo único que quieres es salir fuera para que el poco viento que hay te seque”.

La vida a bordo continúa cuando se cumple la primera semana de navegación entre Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) y Sanya (China) y las calmas están haciendo que el apetito de los regatistas sea mayor, “por lo que la ingesta de alimentos es mayor de lo normal. Se comen todo: más de 60 chicles por día y  todas y cada una de las barritas de cereales. Un plato y medio de comida los llena, pero siempre preguntan si pueden un poco más” comentaba Vignale, quien destacaba que el menú para esta etapa ha variado ligeramente, “triplicando la cantidad de veces que comemos pasta cada cinco días”.

El único inconveniente ahora es que el OBR obvió una cuestión clave en toda cocina: el uso del aceite. “Sólo nos queda una botella de litro para los próximos 20 días de navegación. Solo lo usaré para cocinar y que no se peguen los fideos. Ya no contamos con el lujo de poner aceite a nuestra comidas”.

Déjanos tus Comentarios