domingo, 19 - May - 2019
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: MAPFRE se coloca tercero ante el inminente cruce del Ecuador

Volvo Ocean Race: MAPFRE se coloca tercero ante el inminente cruce del Ecuador

MAPFRE Volvo Ocean Race

El MAPFRE cruzará el Ecuador por tercera ocasión en esta Volvo Ocean Race en las próximas horas. Una vez en el Hemisferio Sur, el equipo afrontará unas jornadas de buen viento antes de meterse de lleno en los Doldrums del Sur

El MAPFRE ha recuperado terreno en el océano Pacífico y desde ayer día 19 a las 23:00 hora española ocupa la tercera posición de la flota de la Volvo Ocean Race rumbo a Auckland (Nueva Zelanda). El equipo liderado por Xabi Fernández se encuentra a escasas millas del Ecuador y ahora se prepara para los Doldrums, que en esta ocasión serán clave y es que “quien salga primero de ellos tendrá un largo camino hasta Auckland, pero con una buena carta sobre la mesa” afirmaba Francisco Vignale a primera hora de la mañana.

El MAPFRE, en el podio

Las últimas horas han sido positivas para el barco español. La primera buena noticia llegaba con el parte de posiciones de las 23:00 hora española y es que después de que el ansiado viento entrara por el Este, el equipo liderado por Xabi Fernández superaba al Alvimedica y se colocaba en tercera posición.

El reporte nos llega cada seis horas y este último ha sido uno muy esperado ¡y muy bien recibido! Pasamos de cuartos a terceros, con SCA y Dongfeng en nuestra popa, acechando al MAPFRE comentaba Fran Vignale en su reporte diario.

La clave, según el reportero a bordo ha estado en “una muy buena navegación durante las últimas 12 horas, que nos ha puesto en una buena posición y hemos podido sacarle millas al barco femenino. Alvimedica, que estaba a sotavento y en tercer puesto, no ha tenido muy buen viento y pasó a ser sexto. Un duro golpe para los americanos. La escota de mayor ruge en cubierta. Navegando a toda máquina y con las guardias súper enfocadas, poco a poco fuimos ganando el puesto en el que estamos ahora”.

A las 11:00 hora española el MAPFRE encuentra los mejores vientos -12 nudos del Nordeste- y rumbo Sur-Sudeste navega a 11,6 nudos de velocidad. La flota se continúa dividida en dos grupos en un radio de menos de 50 millas y entre los tres primeros –Brunel, Abu Dhabi y MAPFRE– la distancia se reduce a 40 millas.

Por delante, el MAPFRE se enfrenta ahora a una jornada con vientos de más de 16 nudos de intensidad antes de entrar de lleno en los Doldrums del Sur, zona de convergencia intertropical en la que los pozos de viento y las nubes serán el quebradero de cabeza de cañas y navegantes. Lo único que está claro es que el equipo español apretará al máximo ya que quien gestione mejor esta complicada zona y salga en primera posición de las calmas ecuatoriales tendrá la jugada preparada para intentar hacer jaque mate.

Preparados para el cruce del Ecuador y con Nueva Zelanda más cerca

Todavía en el Hemisferio Norte a las 11:00 hora española, a bordo del MAPFRE ya se siente la presión de la inminente visita del Rey Neptuno. Willy Altadill y Rafa Trujillo se enfrentan a su primer cruce del Ecuador y según Vignale “los nuevos ya están siendo atemorizados por parte de la tripulación y se les ha hecho saber que Neptuno no tendrá piedad”.

A partir de ese momento, el equipo español navegará en el Hemisferio Sur, lo que hace que la Ciudad de las Velas, puerto final de esta cuarta etapa, se sienta más cerca tal y como comentaba el reportero a bordo: “Ya hemos calculado los días para llegar a Nueva Zelanda y pronosticamos que para el 1 de marzo estaremos allí. Sin dudarlo, los muchachos atacaron a la última bolsa de comida que era para los días 24 y 25 de navegación. Hoy nos hemos preparado un banquete entre queso, jamón, fajitas, chocolate y frutos secos” .

En el Pacífico, todo parece ser muy diferente a otras latitudes por las que han navegado los tripulantes del MAPFRE y lo cierto es que todos afirman que están navegando en un verdadero paraíso para la vista. “Poco a poco vamos viendo unos muy amaneceres preciosos; y de los atardeceres, mejor ni hablar. Esta latitud es preciosa por su clima, buen viento y cada puesta de sol es mágica. Es un placer navegar y más hacerlo en uno de estos barcos”. Así concluía hoy Vignale su reporte diario.

 

Déjanos tus Comentarios