sábado, 05 - Dic - 2020
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: navegando al revés

Volvo Ocean Race: navegando al revés

Stefan Coppers / Team Brunel / Volvo Ocean Race

Stefan Coppers / Team Brunel / Volvo Ocean Race

La flota de la Volvo Ocean Race ha pasado las últimas horas navegando en dirección opuesta a su destino. ¿El motivo? Esquivar un pozo de viento de 500 km de diámetro.

Cualquiera que eche un vistazo al tracker que permite seguir a la flota, y que no esté habituado a las tácticas de un deporte como la vela, pensará que el viento ha vuelto locos a los patrones de la Volvo Ocean Race. Los seis barcos que tomaron la salida de esta cuarta etapa entre Sanya (China) y Auckland (Nueva Zelanda) el pasado sábado 8 de febrero han pasado las últimas horas navegando en dos grupos desde Filipinas hacia Taiwan, en la dirección opuesta a su destino, y se dirigen ahora al Este. Pero, de momento, en esta etapa 4 nada es lo que parece.

Aunque el camino directo hacia Auckland hubiera sido bordear Filipinas para bajar por su costa Oeste, dirigiéndose hacia el Sur, donde queda Nueva Zelanda (a unas 4.600 millas aproximadamente), en dicha ruta hay un pequeño impedimento: un pozo de viento de unos -variables- 500 kilómetros de diámetro, que se ven obligados a bordear si no quieren que la singladura se alargue, y la paciencia y la comida se acorten. Por esta razón primero se han dirigido al Norte, para ir virando poco a poco hacia el Este, y, finalmente, poner rumbo al Sur-Sureste.

Esta táctica tiene dos versiones, la de Team Brunel y Team SCA, que se han ido hasta Taiwan para asegurarse de que el pozo de viento no les toca un pelo, y la de MAPFRE, Abu Dhabi Ocean Racing, Team Alvimedica y Dongfeng Race Team, que se pegaron a la costa Norte de Filipinas y pusieron rumbo a Taiwan más tarde. En estos momentos, lidera la flota Abu Dhabi Ocean Racing, seguido de MAPFRE, Team Alvimedica y Dongfeng Race Team, todos en cuatro millas de distancia. Team Brunel, en el que milita el cántabro Pablo Arrarte, y el barco de las chicas están a 36 y 51 millas del líder, respectivamente. Pero, de nuevo, nada es lo que parece. De hecho, desde Dongfeng Race Team, que va cuarto, su navegante de reemplazo Erwan Israel, en un ataque de sinceridad, se lamentaba esta mañana en referencia a Team Brunel y Team SCA: «Nos van a machacar. Nos hemos equivocado, no hemos sido valientes».

Lo cierto es que en las últimas horas los norteños han disfrutado de bastante más viento -hasta 18 nudos- que los sureños -una máxima de 13-, que han pasado por una zona de transición, los flecos del pozo de viento, pero ahora, navegando de través, las velocidades son parecidas. En principio los barcos situados más al Norte podrían tener un mejor ángulo para atacar el sprint al Sur que iniciarán en unos días, y en el que podrían registrar las velocidades de navegación más altas hasta el momento en esta vuelta al mundo por equipos. Y es que durante el fin de semana, la convergencia de un frente con viento del Norte  y Noroeste con el que empiezan a conectar, y una baja presión tropical hará que se sobrepasen, previsiblemente, los 30 nudos, ¡de popa!

De la posición en la que ataquen el largo sprint dependerá en gran medida el desenlace, si bien es cierto que por el camino se encontrarán unos nuevos doldrums o calmas tropicales más la inestable meteorología de Oceanía.

«Ayer parecía que la opción de los del Norte era tan buena que Team SCA y Dongfeng se iban a separar de nosotros por varias millas. Hoy esa opción sigue siendo buena pero no tan grave como creíamos para la flota de los cuatro», explicaba desdel el MAPFRE su reportero a bordo Fran Vignale. «Estamos navegando hacia el Noreste y esta tarde esperamos empezar a navegar hacia el Este, para luego y finalmente acortar millas hacia Nueva Zelanda, ya que por las últimas 24 horas sólo nos hemos alejado de las islas maoríes», añadía.

En un video enviado desde MAPFRE, su proa Antonio «Ñeti» Cuervas-Mons explica el porqué de esta estrategia:

Déjanos tus Comentarios