miércoles, 23 - Oct - 2019
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: ¿Primera victoria de etapa femenina en 25 años?

Volvo Ocean Race: ¿Primera victoria de etapa femenina en 25 años?

Team SCA Volvo Ocean Race

Anna-Lena Elled / Team SCA / Volvo Ocean Race

De ganar esta etapa de la Volvo Ocean Race, Team SCA podría convertirse en el primer equipo femenino en lograrlo en 25 años desde que el Maiden lo hiciera en enero de 1990

Dongfeng Race Team (Charles Caudrelier/FRA) y Team Brunel (Bouwe Bekking /NED) luchan por mantener vivo su sueño de ganar la Volvo Ocean Race, mientras que Ian Walker, de Abu Dhabi Ocean Racing, hace todo lo posible para acabar con él. De ganar esta etapa, Team SCA podría convertirse en el primer equipo femenino en lograrlo en 25 años desde que el Maiden lo hiciera en enero de 1990. Y MAPFRE, por su parte, cree que todo se decidirá entrando en Lorient.

Así de emocionante se presenta la llegada de la etapa 8 de 647 millas entre Lisboa (Portugal) y Lorient (Francia), que se prevé tenga lugar mañana a partir de las 0600 UTC.

El barco emiratí en el que navega el coruñés Roberto ‘Chuny’ Bermúdez sólo necesitaría acabar dos puestos por delante de ambos  para meterles los ocho puntos que le darían la victoria.

En estos momentos, y a menos de 24 horas de la llegada prevista a Lorient, Abu Dhabi va tercero, mientras que Dongfeng Race Team es quinto, y Team Brunel, en cuyas filas figura el cántabro Pablo Arrarte, séptimo. El rostro de Walker en las últimas fotos recibidas directamente del barco muestran la presión y el esfuerzo que conseguirlo conlleva. «Hoy ha dormido por primera vez desde que salimos«, explicaba su reportero.

La flota navega hacia el Este, liderada por Sam Davies, una de las mejores patronas del mundo, que, junto a su tripulación, podría demostrar en esta etapa, por fin, lo que vale. La apodada como ‘pequeña inglesa’ conoce bien la zona por la que transitan: tiene su residencia en Bretaña -cuando pone el pie en tierra-, y ha participado en al menos once grandes regatas con salida en estas aguas.

Le sigue Team Vestas Wind en segundo lugar, equipo que, como ellas, optó por navegar hacia el Norte, lejos de la costa, antes de virar al Este para adentrarse en el Golfo de Bizkaia. Un segundo grupo en el que navegaba el MAPFRE, que va sexto, siguió por el litoral, virada tras virada, y aproximadamente 24 horas después han vuelto a juntarse, tras una noche durísima con olas de casi 5 metros y vientos que han rozado los 40 nudos, sin que haya quedado muy claro qué opción fue la mejor. «Palizas así pesan mucho ahora«, escribía Fran Vignale en su blog de hoy.

La navegante del barco femenino Libby Greenhalgh (GBR), hermana del tripulante del MAPFRE Rob Greenhalgh, explicaba hoy que «la etapa todavía está abierta, y las próximas 24 horas serán la clave. Es diferente liderar la flota, mover ficha primero, y ver que la flota hace algo que tú descartaste […] Sientes que te juegas mucho más«.

La flota navega ahora con una distancia entre primero (Team SCA) y último (Team Brunel) de 26,3 millas, intentando sacar la máxima velocidad a sus barcos para ganar Este antes de volver a virar y poner rumbo Norte, a Lorient. Éste será un momento crucial.

Para el proa del MAPFRE Antonio «Ñeti» Cuervas-Mons, habrá otro. El cántabro cree que la llegada a Lorient será decisiva. “Es una zona muy complicada de navegar, con muchos bajos, redes e incomodidades y hay muchas posibilidades de que no haya nada de viento, lo cual puede hacer que todo se decida en una lotería de final”.

Su compañero brasileño André Fonseca explicaba que la estrategia del barco español para esta etapa no ha acabado de funcionar como esperaban: “Hemos optado por estar con los primeros de la general, y los dos barcos que ya no miran tanto los puntos, que son ‘SCA’ y ‘Vestas’, han acabado tomando un poco más de riesgo y haciendo su propia regata. Han sacado una buena ventaja y va a ser muy duro recortarles en una etapa tan corta y principalmente de ceñida. Estos barcos en ceñida navegan muy parecido, con poca diferencia de velocidad”.

Todos intentan también mantener el barco entero, lo que en el caso de Team Brunel y Dongfeng no ha sido posible. El de bandera holandesa ha roto una de sus velas de proa, su J2, clave en las condiciones en las que navegan en estos momentos.

La potabilizadora de Dongfeng ha dejado de funcionar, algo bastante menos decisivo para su rendimiento en esta etapa que está a punto de acabar.

Se prevé que el primer barco cruce la meta de la etapa 8 a partir de las 0400 UTC, 0600 en España, de mañana jueves. Se podrá ver en directo en web, app y Youtube, y el tracker funcionará en tiempo real horas antes de la llegada (seguir las alertas).

Si Ian Walker habrá dormido, o no, también está por ver.

Déjanos tus Comentarios