viernes, 14 - Ago - 2020
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: reparación en MAPFRE manteniendo la segunda plaza

Volvo Ocean Race: reparación en MAPFRE manteniendo la segunda plaza

Willy Altadill, reparando la cubierta del "MAPFRE" © Fran Vignale / MAPFRE / Volvo Ocean Race

Willy Altadill, reparando la cubierta del «MAPFRE»
© Fran Vignale / MAPFRE / Volvo Ocean Race

En los Alisios del Pacífico Norte, con la proa al Sureste y con una semana de pura velocidad por delante. Entremedias, una reparación en cubierta que ha costado como unas tres millas al MAPFRE, que confía en que sea lo suficientemente fuerte como para poder seguir navegando barco contra barco

En el nuevo viento, navegando ya de través, con 20 nudos de viento, rumbo Sureste y en la segunda plaza de la general de la etapa 4 de la Volvo Ocean Race. El MAPFRE aprieta los dientes en el quinto día de navegación, en el que ha superado con éxito una reparación a bordo. Afortunadamente “está todo solucionado y vamos al cien por cien de velocidad ahora”, ha confirmado el jefe de guardia Rob Greenhalgh.

¡Herramientas a cubierta!

Saliendo el sol se oyó un crujido y luego un golpe en el costado del barco. Nada que nos haya asustado, la verdad, ya que estamos acostumbrados al fuerte ruido dentro del barco, pero cuando alguno es diferente a lo normal, aunque estés profundamente dormido, suena extraño y te preocupa”, explicaba esta mañana el reportero Francisco Vignale en su reporte diario desde el MAPFRE.

Todo sucedió cuando pasaba la medianoche en España. El proa “Ñeti” Cuervas-Mons enseñaba entonces a Vignale un agujero justo al costado del barco, “grande como una pelota de tenis”, describía el argentino.

Lo que sucedió fue que la base del outrigger se rompió y éste atravesó el barco, por lo que a bordo han tenido que tapar el agujero, arreglar el outrigger y también su base, armando una estructura que soporte el peso del mismo.

Xabi, “Ñeti” y “Willy” han liderado la reparación. Al cabo de una hora y llenos de Sikaflex se llegó a una solución, comenzando con la reparación de la base del outrigge . “Después de tres horas de arduo trabajo, con gente trabajando dentro y fuera del barco y siempre uno comunicando lo que los de abajo decían a los de arriba y viceversa, se finalizó la reparación”, apuntaba Fran Vignale.

Las próximas 24 horas serán importante para que la reparación se seque y comprobar que “los tornillos aguanten la presión que el outrigger ejerce sobre la cubierta”, decía.

Willy Altadill se recupera de un golpe en la mano

El debutante Willy Altadill ha tenido que recibir los cuidados del doctor de a bordo “Ñeti” Cuervas-Mons. El catalán, uno de los tripulantes menores de 30 años que exige la regla, se golpeó la mano derecha con una polea cuando la tripulación hacía un cambio de vela provocándole una fuerte hinchazón y dolor leve. Siguiendo el procedimiento, “Ñeti” contactaba con el doctor de la regata Pablo Díaz-Munío para, tras realizar una valoración, confirmar el diagnóstico.

La reparación del agujero en cubierta ha provocado a Willy una hinchazón mayor por lo que se ha procedido a inmovilizarle la mano. Afortunadamente, como indica Vignale,  puede mover la mano aunque tiene también “un poco de dolor. Creemos que en unos días se le pasará”.

Velocidad pura hasta los Doldrums

Todo apunta a que al menos hasta las islas Salomón, la flota seguirá con un buen viento que permitirá marcar buenas velocidades. Comienza ahora empieza un periodo, de aproximadamente una semana, de través, “con el J1, J3 y, quizás al final de la semana, veremos el fraccional. Una semana de pura velocidad de barco”, apuntaba Rob Greenhalgh, jefe de guardia británico que compite con ésta en su cuarta Volvo Ocean Race.

Unos 10 días antes de llegar nuevamente a las siempre difíciles calmas ecuatoriales “y las cosas vuelven a ponerse interesantes…”, adelantaba Rob.

Déjanos tus Comentarios