domingo, 09 - Ago - 2020
Inicio / Competición Crucero / Volvo Ocean Race: un mundo después

Volvo Ocean Race: un mundo después

image

Durante la tarde de ayer la flota de la Volvo Ocean Race cruzaba la ruta de la etapa 1, siete meses después, liderada por Abu Dhabi. Así completaban la vuelta al mundo, aunque todavía les quedan tres decisivas etapas por delante para acabar la regata. Para muchos regatistas, el sueño de toda una vida se ha cumplido, aunque el precio es alto.

Han pagado un alto precio físico -que ha dejado a alguno fuera de combate- y mental (ver texto del doctor oficial de la regata al final de esta crónica). Pero lo han conseguido. Los seis barcos de la Volvo Ocean Race que tomaron la salida de la etapa 6 entre Itajaí (Brasil), y New Port (USA), cruzaron ayer la ruta que marcaron en la etapa 1 entre Alicante y Ciudad del Cabo, (Sudáfrica), por lo que, oficialmente, han circunnavegado el globo.

«El 22 de abril estará para siempre en los corazones de Team SCA. A las 18:56 UTC Ian Walker nos avisó de que habíamos cruzado la ruta que seguimos en la etapa 1, de manera que hemos dado la vuelta al mundo, y hemos conseguido un sueño», explicaba la reportera del equipo femenino Corinna Halloran. La americana se congratulaba, además, de poder celebrarlo de la mejor manera: «Vamos en cabeza. Es un poco irreal ir delante en lugar de persiguiendo a los demás. Esto demuestra lo mucho que hemos mejorado en estos siete meses. Finalmente hemos demostrado lo que siempre supimos, que somos un buen equipo. La fuerza física es importante, como lo es ser un buen navegante, pero ser un buen equipo es lo más importante de todo. Y hemos demostrado que nosotras lo somos».

El barco patroneado por Sam Davies, apodada ‘La pequeña inglesa’, va en segunda posición en esta etapa después de haber resultado beneficiado por un role a derechas de casi 40 grados que tuvo lugar a lo largo de la noche, como lo resultaron también el resto de pelotón respecto al líder, salvo Alvimedica. Todos los anteriores arañaron algo más de una milla a la brecha que ha abierto Abu Dhabi Ocean Racing; sin embargo, durante el día de hoy, ésta se ha vuelto a agrandar, y Team Brunel es ahora mismo el farolillo rojo a 13,6 millas de Ian Walker.

La segunda posición de Team SCA es aún más meritoria teniendo en cuenta que navegan sin su vela Fraccional, pues el reglamento les impidió repararla. “Las chicas deben estar sufriendo este cambio de viento ya que su Fraccional esta destruido”, decía Rob Greenhalgh a bordo del MAPFRE. Sin embargo, parece que no ha sido así.

Esta noche se ha registrado, así mismo, el primer movimiento de ficha de la flota tras 12 horas navegando en línea recta, de la mano de Team Alvimedica, que va tercero: el barco turco-americano ha optado por una línea de navegación más alta, pasando de estar por debajo de Abu Dhabi, a situarse encima de su ruta. Ambos se han vuelto a cruzar a lo largo del día de hoy, cubriéndose mutuamente, junto con Team SCA.

MAPFRE es cuarto en una posición centrada en la flota, y una estrategia «conservadora, como Dongfeng, que ha sido muy conservador como nosotros manteniendo su posición», explicaba el reportero del barco español, Fran Vignale. El gaucho confirmaba que había comenzado una batalla de cruces: «Ver cómo desde el fondo de la flota Brunel, que estaba a barlovento de todos, se puso a la misma línea en sotavento, o SCA, que estuvo en nuestro sotavento desde la salida, cruzaba ayer por la tarde noche a nuestro barlovento llegando casi donde esta Abu Dhabi, a unas 7 millas nuestras, es espectacular».

En estos momentos los barcos luchan con las perturbaciones generadas por las nubes, no en vano tienen encima formaciones que cubren cientos de millas de distancia, y que irán aumentando conforme se acerquen al Ecuador, cada vez más próximo.

El viento continuará rolando a la derecha lentamente, y disminuirá según se aproximen a una alta presión. La flota tendrá que decidir si vira o no en unas 24 horas, rumbo al Norte, hacia los trópicos.

EL PRECIO DE DAR LA VUELTA AL MUNDO

Por Pablo Díaz Munio, doctor de la Volvo Ocean Race

«Los principales problemas de salud de una vuelta al mundo, por raro que parezca, son las infecciones dermatológicas. Esto es fácil de entender teniendo en cuenta que, por ejemplo en la etapa 5, tuvieron durante prácticamente todo el tiempo el traje de agua puesto. Es un traje que no permite entrar el agua, pero con el que se suda muchísimo. A esto se une el hecho de que no se rehidratan lo suficiente, porque si beben, tienen que orinar, y en las condiciones en las que van, intentan evitarlo. Es complicado, y quitarse el traje les cuesta 30 minutos, más 30 minutos ponérselo otra vez, así que nos reconocen que intentan no beber. De hecho, yo siempre les insisto en que se lo quiten para dormir, a veces no lo hacen, porque si tienen cuatro horas de descanso, con el tema del traje se les iría una hora. En la edición anterior recuerdo el caso de un regatista que tuvo una infección de piel tan mala, que estuvo los 9 meses tomando antibióticos […]. Por otro lado sufren deshidratación, problemas estomacales porque no comen bien, a veces porque no pueden y otras por el mareo. Sí, hay mucha gente que piensa que los regatistas no se marean, pero no es así […] Por todo ello, cuando llegan a puerto, llegan exhaustos, y además son 8 para llevar estas máquinas, que realmente no es mucha tripulación».

Déjanos tus Comentarios