domingo, 05 - Abr - 2020
Inicio / Competición Crucero / Zas Sailing y Un Mar Sin Barreras, campeones de la 30 Millas a 2 -Memorial Luís Saiz, Trofeo Yachtsman

Zas Sailing y Un Mar Sin Barreras, campeones de la 30 Millas a 2 -Memorial Luís Saiz, Trofeo Yachtsman

30 Millas A Dos CN Port Saplaya crucero

Zas Sailing, de José Luís y Carlos Francés y Un Mar sin Barreras, de Fran Santamaría se han proclamado vencedores de la XX edición de la 30 Millas a 2 – Memorial Luís Saiz, Trofeo Yachtsman, organizada por el CN Port Saplaya. Este año, la regata ha tenido que hacer frente a todo tipo de vientos, desde el temporal, que obligó a aplazar la prueba una semana hasta la inestabilidad del pasado sábado.

La 30 Millas a 2- Memorial Luís Saiz Trofeo Yachtsman, que tuvo que suspenderse el pasado fin de semana, culminó ayer domingo 8 de febrero su XX edición con la fiesta y comida de entrega de trofeos en el CN Port Saplaya.

Tras anularse y aplazarse, el fin de semana del 31 de enero y el 1 de febrero, debido al fuerte temporal de viento que sacudió la Península Ibérica, el viernes 6 de febrero se ponía en marcha todo el dispositivo de nuevo. El temporal dio paso a unas condiciones muy inestables, con muy bajas temperaturas. A pesar de todo, los navegantes no quisieron perder la oportunidad de batirse en la primera cita de la temporada A Dos. Ante ellos, una distancia inicial de 30 millas puntuables para el campeonato Autonómico de Crucero.

El sábado, 7 de febrero, con la mirada puesta en el parte meteorológico, el Comité montaba el campo de regatas. Cielos nublados, amenaza de borrasca, mar en calma pero con mucho mar de fondo, y un viento que se hizo de rogar, para despertarse, por fin, hacia mediodía con 8 nudos de componente norte noreste (040º). A las 12:19 horas se daba la salida, con una baliza de desmarque situada a 0,5 millas al noreste.

La flota se lo tomó con calma. Las unidades más potentes, Ziving Badía, Zas Sailing, Kurufuru y Grupo Dominguis se posicionaban pronto por delante de la flota en busca de la baliza de desmarque. Ziving Badía, de Javier Arbona, supo elegir el mejor bordo y montaba primero, sacando ya una cómoda distancia sobre Zas Sailing Mascarat, de los hermanos Francés. Ambos barcos destacaron sobre el resto y disputaron un particular match race. Kurufuru, de Álvaro Cendra, salvaba la baliza en tercer lugar, seguido muy de cerca por Grupo Dominguis, de Carlos Rosell. Los dos también anduvieron en un mano a mano que se libraría a favor del segundo.

Pero entonces, el viento, que se mostraba tendente a rolar hacia el este, cayó en picado. Los primeros se alejaban en el horizonte, buscando más presión, rumbo a la baliza del Faro de Valencia, mientras el resto se quedaban clavados junto a la baliza. Necesitaron Dios y ayuda para superar este tramo, y poder arrumbar después hacia el sur. El viento, mar adentro, permitía a la flota desplazarse, pero con grandes sacrificios. Los primeros navegaban ya en sus guerras particulares, libres de la presión de una flota que se dispersaba por momentos intentando ganar intensidad y espacio.

Una vez superada la baliza del Faro, la cosa se complicaba. Llovía en Valencia y Port Saplaya se quedaba casi en calma. El viento caía sobre los 4 nudos, por lo que el Comité decidía acortar el recorrido. Las 30 millas se quedaron en poco menos de 15 y la línea de llegada frente al puerto de Port Saplaya. Entre el primero y el último en pasar la línea de llegada hubo una diferencia de más de tres horas y media. Gran parte de la flota se retiró al no poder cubrir el recorrido de la regata en el tiempo límite estipulado.

Los primeros en cruzar la línea de meta fueron los hermanos Francés de Zas Sailing, a las 15:33. Habían logrado remontar al Ziving Badía de Javier Arbona, y sacarle menos de cinco minutos en real y algo más de seis en compensado. Zas Sailing se proclamaba, por tanto, campeón de una prueba que ya tenía en su haber de ocasiones anteriores, cuando competía como Mascarat en lacategoría ORC A. Grupo Dominguis, de Carlos Rosell, también logró avanzar posiciones. Era tercero en real y en compensado y se imponía sobre Kurufuru, de Álvaro Cendra.

En ORC B, el ganador fue Un Mar sin Barreras, de Fran Santamaría, que pasaba por meta a las 16:31. Segunda posición para Xarana, de José Antonio Gil, y tercera para Furioso, de Ubaldo Visier.

Tras el descanso del sábado, los navegantes y la organización se daban cita, ayer domingo en el CN Port Saplaya para disfrutar de la segunda parte de la regata, la fiesta en tierra. Palabras de recuerdo para Luís Saiz, símbolo de una generación de deportistas; agradecimiento a los patrocinadores, entre ellos, Yatchsman y el Ayuntamiento de Alboraya, y  la entrega de trofeos a los vencedores.

Déjanos tus Comentarios